Celíacos recibirán una tarjeta con 3 mil pesos mensuales para la compra de alimentos aptos para su consumo

El Ministerio de Desarrollo Social de Salta firmó recientemente un convenio con autoridades del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social de Nación donde se modifica el modo de asistencia a la población con celiaquía.

El convenio, que fue presentado en conferencia de prensa por el secretario de Políticas Sociales, Juan Carlos Villamayor y por la subsecretaria de Políticas Alimentarias, Josefina Nallar establece que el Estado Nacional proveerá los fondos que compensará el módulo alimentario que se distribuía con anterioridad a personas con celiaquía en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Para ello, se entregará una tarjeta precargada con dinero, aplicando el mismo sistema de las Tarjetas Alimentar, para que los beneficiarios puedan adquirir solamente alimentos aptos para su consumo. Cabe destacar que el beneficio, que alcanza los 3.000 pesos, está destinado a la adquisición de alimentos para personas que tienen celiaquía diagnosticada con estudio de biopsia intestinal y certificación médica, por lo que no es incompatible con otros beneficios sociales, como AUH o Tarjeta Alimentar, entre otros.

El padrón de beneficiarios en Salta alcanzará 700 titulares de derecho de al menos 45 municipios, número que se alcanzó con los beneficiarios existentes y con la incorporación de nuevos pedidos de ingresos realizados que se realizan ante áreas sociales municipales.

De esta forma, a través de la distribución de las tarjetas que será a comienzos de agosto, se prevé que el beneficio llegue directamente a la persona que lo necesita. Al respecto, Nallar invitó a los municipios a actualizar sus padrones.

Requisitos

Las personas interesadas deben presentar en cada secretaría de desarrollo social municipal un certificado médico con una copia de biopsia intestinal, fotocopia de DNI de titular y cónyuge. También certificado de Anses que acredite que esa persona no tiene obra social y una constancia de carencia de recursos firmada por personal idóneo que puede ser la Policía o titulares de las áreas correspondientes municipales.

Desde Desarrollo Social se trabajará coordinadamente con autoridades del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, que dispone el envío de la totalidad de los fondos por parte del Estado Nacional, siendo la Provincia la encargada de definir la logística para la distribución de tarjetas y acciones complementarias como contraprestación.

Las áreas correspondientes del gobierno provincial y de cada municipio serán las encargadas de coordinar y desarrollar intervenciones de educación alimentaria y nutricional, dispuestas en capacitaciones y talleres a los beneficiarios sobre preparaciones económicas y orientaciones de compra, entre otras. También se dispondrá de folletería y material didáctico.

“Estamos muy contentos de anunciar esto. Es un programa que existía pero estaba frenado desde octubre y fueron muchas las gestiones de la ministra Verónica Figueroa y la directora de Políticas Alimentarias Marcela Lachenicht para lograr este nuevo convenio”, destacó Nallar.

Asistencia alimentaria

En conferencia, el secretario Villamayor hizo hincapié en las respuestas estatales a la demanda alimentaria en el contexto de pandemia. “El Estado está intensificando sus recursos y su trabajo en torno al hambre”, expresó y se refirió particularmente al programa de módulos focalizados y las ayudas a merenderos.

Respecto al programa de Focalizados que asiste a familias originarias y criollas, particularmente del norte de Salta, pasó de entregas mensuales de 14.000 el año pasado a 26.000 en lo que fue la última comisión. Asimismo, aumentaron las comunidades beneficiarias que ahora son 360, también son beneficiarios adultos mayores y embarazadas.

En cuanto a los merenderos, el Estado asiste al menos a 450 de estos con 200 kilos mensuales de alimentos secos en toda la provincia. Al respecto, Villamayor agradeció y reconoció el trabajo de todos los que están detrás de estos espacios y los invitó a mantener un canal de diálogo abierto. “Es un momento histórico y se puede hacer una convergencia de fuerzas”, afirmó el secretario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: