Cuarenta y cinco años de matrimonio, quince días para divorciarse

30/10/2019

La jueza de Primera Instancia de Personas y Familia 3 Claudia Güemes falló decretando el divorcio de un matrimonio.

La pareja contrajo matrimonio en 1974 y se presentó al Tribunal declarando no reclamarse compensación económica alguna y que no adquirieron bienes y los hijos, además, son todos mayores de edad.

La causa ingresó a mesa distribuidora de expedientes el 5 de septiembre, el 17 de septiembre la Defensora Oficial Civil 1 se presentó patrocinando el pedido de divorcio bilateral y la jueza Güemes falló el 1 de octubre.

La jueza recordó que el actual Código Civil y Comercial de la Nación recepta como único régimen el divorcio incausado, ya sea unilateral o bilateral, coherente con el principio de que si un matrimonio se celebra y mantiene por la voluntad de dos personas, si una de ellas no quiere continuar, el proyecto de vida en común se cae y queda abierta la posibilidad del divorcio.

Por ello es que la jueza decretó el divorcio declarando disuelta la comunidad de bienes con efecto retroactivo a la fecha de la presentación de la demanda.

Más sobre: Judiciales.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir