Edith Cruz : “El Plan Alimentario no es solo brindar un plato de comida, es contención con recurso humano valioso”

La ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz realizó una recorrida por las escuelas Arturo Illia y Juan Taranto de Orán, y Jesús de Nazareth y Juan XXIII de Pichanal, que integran el grupo de establecimientos en la que se desarrolla el Plan Alimentario Salteño.

Durante la visita la funcionaria dialogó con las directoras, personal del ministerio de Educación, voluntarios y los responsables de los talleres. En este sentido destacó la solidaridad y el compromiso de cada integrante de este Plan, “aportando su granito de arena, extendiendo la mano a quienes hoy, no la están pasando bien”.

“El Plan Alimentario no es solo brindar un plato de comida, es contención con recurso humano valioso”, dijo la Ministra y agregó que “los talleres se vienen desarrollando durante el año, los días sábados a través de los Centros de Actividades Infantiles (CAI). Con la puesta en marcha del PAS, se le sumaron más cursos, se agregó el domingo y la alimentación para los chicos”.

Los talleres que se dictan son: salud bucal, peluquería, manualidades, danzas folclóricas, oralidad, títeres, deportes y actividades de recreación, entre otros.

Por último Cruz destacó estas medidas y remarcó que en conjunto con otras acciones como el refuerzo alimentario a través de la entrega de módulos alimentarios comunidades originarias, familias vulnerables y adultos mayores; el incremento de partidas a comedores infantiles y la contención de merenderos, entre otras, “son necesarias para acompañar a los que más necesitan y a las familias que no pueden cubrir la alimentación diaria de las cuatro comidas”.

El PAS con los jubilados

En la recorrida por el norte provincial la ministra también visito dos centros de jubilados, uno en Orán y otro en Hipólito Yrigoyen. En ambos espacios explicó los alcances del PAS, y supervisó el comienzo de la entrega de módulos alimentarios.

Al respecto dijo que estos módulos son entregados a través de los clubes y centros de abuelos, a los adultos mayores de 60 años en adelante y que no reciben el bolsón de PAMI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: