Desestiman cautelar contra una ordenanza de Rosario de la Frontera

La Corte de Justicia de Salta desestimó la cautelar en una acción de inconstitucionalidad promovida por el Intendente de la Municipalidad de Rosario de la Frontera contra la ordenanza 4016/18 del Concejo Deliberante de ese municipio.

La ordenanza en cuestión fija un plazo máximo de veinte días hábiles para que el Departamento Ejecutivo Municipal responda los pedidos de informes originados en ese cuerpo deliberativo. Originalmente la ordenanza fue vetada, por lo que fue ratificada y promulgada posteriormente.

El intendente solicitaba como medida cautelar la suspensión de la aplicación de la ordenanza hasta que se resuelva la acción de inconstitucionalidad.

El objeto de las medidas cautelares es evitar que se tornen ilusorios los derechos de quienes las solicitan, ante la posibilidad de que se dicte una sentencia favorable. Las cautelares no constituyen un fin en sí mismas.

La Corte de Justicia ha expresado reiteradamente que la procedencia de medidas cautelares debe juzgarse con criterio restrictivo por la presunción de legitimidad que ampara a los actos de los poderes públicos. La Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene sentada idéntica jurisprudencia según la cual las medidas de no innovar no resultan, en principio, procedentes respecto de actos administrativos o legislativos provinciales, habida cuenta de la presunción de validez que ostentan.

No surge que la ordenanza municipal impugnada exhiba los reproches lo “que impide tener por configurada la verosimilitud del derecho invocado y desvirtuar el principio de ejecutividad, basado en la presunción de legitimidad de ese acto.”

“El objeto de la acción de inconstitucionalidad se limita a verificar la compatibilidad de la ordenanza impugnada con las normas constitucionales que se dicen vulneradas y a efectuar la declaración correspondiente, por lo que puede predicarse en el caso la ausencia del principio de instrumentalidad propio de las medidas cautelares”, señalaron los jueces de la Corte de Justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: