El Centro Obstétrico de Embarcación atendió más de 1000 partos

El servicio cumplió un año de funcionamiento, período en el cual se realizaron 1023 partos de bajo riesgo, basados en el paradigma de maternidades seguras. Además, se incorporó un reanimador para lactantes con piezas en T, el cual optimiza la recuperación del recién nacido.

El Centro Obstétrico del hospital San Roque fue inaugurado hace un año, periodo en el cual el equipo de trabajo atendió 1023 partos seguros de mujeres de Rivadavia Banda Norte, Pichanal y Embarcación.

En éste marco, el ministro de Salud Pública, Roque Mascarello visitó las instalaciones del nosocomio y recorrió el servicio de maternidad. Destacó el compromiso del personal de salud para con la población la cual a partir de la puesta en funcionamiento del Centro no tiene que ser derivadas al hospital de Orán en el momento del parto.

Son más de 30 mil personas las que el hospital San Roque tiene bajo cobertura; “hace un año que pusimos en funcionamiento este servicio con el objetivo no sólo de realizar partos de bajo riesgo, sino que creamos un espacio que fomenta la participación familiar y los nacimientos en unidades de trabajo de parto y recuperación”, aseguró el funcionario luego de la recorrida.

“El equipo de maternidad trabaja con la iniciativa basada en el respeto a los derechos de las mujeres, niños y los núcleos familiares y como consecuencia a esto se incorporaron obstetras porque son el recurso más eficiente para el control, asistencia y seguimiento de los procesos de embarazos y partos normales” explicó Mascarello.

La dependencia, funciona en el área de ginecología y obstetricia, se desempeña como una maternidad de complejidad perinatal nivel 2. La sección está organizada en unidades de trabajo de parto y de recuperación.

Nuevo equipamiento

El servicio adquirió recientemente un reanimador para lactantes con piezas en T, el cual optimiza la recuperación del recién nacido. “Este aparato es algo que no hay en todo el país; en Salta solo lo tienen el hospital Pública Materno Infantil, el hospital de Orán y ahora nosotros”, explicó el gerente del nosocomio, Alejandro Lerda.

Gabriela Ramos, pediatra del hospital, señaló que el equipo cumple una función sumamente importante porque “básicamente hace que se aplique el oxígeno y la presión que el organismo del recién nacido necesita y que no haya un exceso, porque los excesos dejan daños y a veces puede quedar secuelas. El aparato permite regular la cantidad exacta de oxígeno y la presión con que se aplica. Esto ayuda a que un bebé tenga una recuperación más pronta”, concluyó al especialista.

Acompañaron la recorrida, el intendente de Embarcación, Alfredo Llaya; la senadora provincial, Nora Cannuni y la gerente del hospital de Orán, Laura Moyano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.