Acné: tips y tratamientos para prevenirlo

El acné es un problema que aqueja a muchas mujeres y hombres de Argentina. Es una condición común de la piel que afecta principalmente en la adolescencia, pero que puede durar o surgir en la adultéz. Combatir la enfermedad es posible y por eso Iobella brinda algunos tips para prevenirlo, que sea menos doloroso y que no afecte tanto al autoestima.

El acné es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la inflamación de las glándulas sebáceas de la piel y que se manifiesta con la aparición de espinillas y granos, especialmente en el rostro, la espalda y el pecho. Varias razones pueden desencadenar esta problemática: la limpieza de la piel, la contaminación, o bien, puede tratarse de una patología crónica que necesita ser tratada por un especialista.

Algunos de los tratamientos:

– Terapia IPL con luz pulsada que elimina marcas en la piel producidas por el acné y que facilita higienes profundas. También permite reducir la infección y la producción de sebo, y disminuir la inflamación.

– Peeling, para tratar el acné: Es ideal realizarlo en invierno. Se eliminan las células muertas de la capa más superficial, afinando la piel y promoviendo su renovación y formación de colágeno. De acuerdo al nivel de acné, se pueden tratar capas medias y profundas.

– Tratamiento con CO2, que elimina secuelas de acné: Sus resultados son permanentes, y las expectativas de mejoría oscilan entre un 50 y 70% (este puede aumentar con una segunda o tercera sesión según el caso y la profundidad de las cicatrices).

– Higiene profunda, para mantener una piel saludable: se eliminan impurezas, granitos y puntos negros presentes en el rostro. Se aportan vitaminas y principios activos que devuelven a la piel su equilibrio natural, dejándola en óptimas condiciones.

Además, se recomienda una estricta limpieza para prevenir los granitos: dos o tres veces por día con jabones o espumas formulados para pieles acneicas. Asimismo, se recomienda realizar exfoliaciones 3 veces por semana con geles con microgránulos y lavar la cara antes de ir a dormir, ya que de esa forma se oxigena durante toda la noche.

Por otro lado, especialistas advierten la importancia de descansar 8 horas diarias para mejorar el aspecto de la piel, y limpiar al menos una vez al mes con jabón neutro y agua tibia las brochas de maquillaje, que pueden acumular bacterias y suciedad.

Sumado a esto, es aconsejable utilizar cosméticos no comedogénicos y livianos, aptos para pieles grasas. También, evitar el uso de productos caseros como el bicarbonato, limón, vinagre, etc. Estos solo irritan la piel y dejan manchas sin solucionar el acné.

Para mayor información

IOBELLA, el mejor centro de estética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.