Equipos de salud de la provincia se capacitaron en detección de la vulnerabilidad en las personas mayores

Durante la capacitación se anunció que el programa de atención primaria de la salud fortalecerá el rastreo de factores de riesgo vinculados a la tercera edad, a fin de prevenir patologías más severas y mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Miembros de los equipos de salud de distintos puntos de la provincia involucrados en la atención de personas mayores reforzaron sus conocimientos en detección de la vulnerabilidad en la tercera edad. La actividad fue organizada por la Subsecretaría de Medicina Social de la Provincia y contó con la participación de cientos de personas, entre enfermeros, psicólogos, asistentes sociales, agentes sanitarios y médicos.

Durante la apertura del evento la subsecretaria Marisa Álvarez, a cargo de los equipos de formación indicó que este tipo de propuestas permite sensibilizar y dar a conocer con mayor amplitud el tipo de patologías y problemáticas que más aquejan a este tipo de pacientes. Además anunció que el programa de atención primaria de la salud fortalecerá el rastreo de factores de riesgo vinculados a la tercera edad, a fin de prevenir patologías más severas y mejorar la calidad de vida de estos adultos.

“La idea es continuar asimilando información para mejorar el trato de la tercera edad, tanto desde la atención casa por casa como desde los servicios de salud, a fin de implementar y coordinar acciones tendientes a promover su bienestar”.

Carlos Engel, responsable del programa de Adultos Mayores en el Ministerio de Salud Pública explicó que en esta actividad en particular, lo que se buscó fue avanzar sobre dos temas centrales para los adultos como son la vulnerabilidad y la fragilidad.

“Las causas de que una persona mayor sea vulnerable son muchas y en la actualidad objeto de investigaciones. Esa característica, sumada a la variabilidad de signos y síntomas prevalentes en las personas mayores logra definir a la fragilidad como un síndrome geriátrico”, indicó el especialista, que también reafirmó que el síndrome comenzará a rastrearse a través de las actividades de control que llevan adelante los agentes sanitarios.

“Nuestro objetivo primordial es prevenir enfermedades y establecer estrategias que nos permitan abordar focalizadamente los factores de riesgo, y de alguna manera colaborar para estas personas tengan una mejor calidad de vida”. Finalizó Engel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.