Por el voluntariado vuelve a funcionar un comedor en Alfarcito

Un grupo de voluntarios de la Fundación Alfarcito lo restauró y ahora Alfarcito tiene una alternativa más para comer, una comida más casera hecha en cocina a leña.

Voluntarios de la Fundación Alfarcito se juntaron para reparar el “Comedor la Griselda” que se encuentra pasando la iglesia del paraje de El Alfarcito, a unos 100 metros, en dirección a San Antonio de los Cobres.

Las actividades en grande fueron la refacción de muebles (mesas, sillas y bancos), mejoramiento del parquizado de la nueva entrada del comedor, rasqueteado y pintado de las paredes externas y la decoración del patio interno.

El grupo llegó temprano y se subdividió en equipos para cada actividad. A la hora del descanso, Griselda les preparó su famoso plato, el delicioso pollo al horno con papas, hecho en su cocina a leña.

Gracias a esta movida del voluntariado, el “Comedor la Griselda” reabrió sus puertas al público. En los próximos meses se prevé continuar con la refacción del Comedor, respetando su interior ya que cuenta con fotos, y testimonios dejados por los turistas y viajantes hace ya varios años, agregando una interesante historia al Comedor, que hasta hoy se conserva intacta y pueden disfrutar todos los que visiten el lugar.

El agradecimiento va para todos los voluntarios que ayudaron, y a los amigos que se sumaron con materiales para la construcción. Gracias a la solidaridad de los salteños se pudo poner en funcionamiento el Comedor de Griselda, recomendamos visitarlo y saborear esas ricas comidas de antaño.

El tipo de comida es casera, de un sabor delicioso que le da la cocina a leña y las manos de una legendaria cocinera que lo hace a la vieja usanza, como la comida de las abuelas. Nuevamente los viajante podrán deleitarse con esos platos típicos y los turistas probar la cocina del lugar.

1 pensamiento sobre “Por el voluntariado vuelve a funcionar un comedor en Alfarcito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.