Se separaron y el hombre deberá pagarle un canon locativo por el uso de la casa común a su ex pareja

La Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, al hacer lugar parcialmente a un recurso de apelación, dispuso que un hombre pague un canon locativo a una mujer por el uso exclusivo de un inmueble que era el único bien de la sociedad conyugal.

La demanda se inició por la liquidación de la sociedad conyugal. En primera instancia se adjudicó el cincuenta por ciento del bien a la mujer y el restante cincuenta al hombre, reconociéndose allí a la mujer el derecho a cobrar una suma mensual por el uso exclusivo del inmueble. En la casa reside actualmente el hombre.

Los jueces José Gerardo Ruiz y Soledad Fiorillo recordaron que “tras la extinción de la comunidad y la consecuente liquidación, ninguna de las masas, ni la propia ni la de la comunidad, se puede beneficiar a costa de los aportes efectuados por una de ellas a favor de la otra. O por lo menos, el interesado tiene derecho a verse recompensado y, por ende, a peticionar ese equilibrio”.

La separación se produjo en 2006. Pero recordaron los jueces que “la obligación del ex cónyuge ocupante del inmueble de abonar un canon locativo al otro cónyuge se origina a partir de la fecha de la audiencia de mediación en la que se formuló el reclamo de fijación del mencionado canon ya que, mientras el copartícipe que no habita el inmueble común no requiera al otro el pago de un canon, se considera que la tolerancia en la ocupación exclusiva comporta una tácita admisión del carácter gratuito”.

En consecuencia los jueces de la Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial dispusieron que el hombre abone a la denunciante el canon a partir de la audiencia de mediación, es decir marzo de 2011. El derecho a percibir este monto se extenderá mientras el hombre continúe en el uso exclusivo de la casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.