Medidas preventivas para evitar trastornos propios de la época estival

El Hospital Público Materno Infantil recuerda a la comunidad las medidas necesarias para evitar patologías propias de la época estival en niños pequeños, y prevenir entre otras afecciones, intoxicaciones, diarreas y deshidratación.

La Dirección de Pediatría del Hospital Público Materno Infantil recuerda a la población que en época estival, y debido principalmente a las altas temperaturas, es necesario tomar recaudos y cumplir con determinadas pautas para evitar posibles trastornos digestivos en los niños.

Susana Balcarce, responsable del área, informó que «este fin de semana fueron internados muchos chicos con diarrea y bronquiolitis». Detalló que de 800 consultas efectuadas, “el 70% estaban vinculadas a problemas gastrointestinales”. Y agregó que esta semana se registraron 20 casos más de diarrea, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La profesional recomendó que “ante las altas temperaturas, es muy importante mantener los alimentos limpios, que no se corte la cadena de frío y consumir agua segura», entre otras medidas.

Consumir agua segura

Cuando no se posee una fuente de agua segura, existen diferentes maneras de prevenir afecciones, siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

– hervir agua durante 5 minutos, dejarla reposar y luego colocarla en un recipiente y llevar el mismo a la heladera, ó

– colocar un litro de agua con una gota de lavandina, y dejarla reposar por ½ hora antes de su consumo.

Tener cuidado con los alimentos que se consumen fuera de casa: especialmente cuando se consumen sándwiches y aderezos de dudosa procedencia o que no han mantenido la cadena de frío.

– Se aconseja no consumir colaciones a base de frutas o verduras crudas (jugos, ensaladas o licuado) de las que no se sepa con seguridad si han sido lavadas correctamente.

Otras recomendaciones

La época estival es propicia tanto para los trastornos digestivos como para las deshidrataciones. Se aconseja:

– En caso de malestar estomacal e intestinal, concurrir inmediatamente al centro de salud u hospital más cercano.

– Cuando el afectado sea un niño de menos de un año de edad, no interrumpir la lactancia materna.

– Los niños más grandes no deben suspender los alimentos y es conveniente que aumenten la frecuencia de ingesta de líquidos como jugos de fruta colados, agua mineral o segura, caldos, infusiones de té común, y en lo posible evitar todo tipo de gaseosas o jugos artificiales hasta que culmine el cuadro de diarrea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.