El hospital de San Antonio de los Cobres amplía servicios con la incorporación de un ecógrafo

A través de un trabajo articulado del Ministerio de Salud Pública y la Fundación Hemofilia Salta, el hospital de San Antonio de los Cobres recibió el aparato para realizar diagnósticos ginecológicos y abdominales.

El ministro de Salud Pública, Roque Mascarello, junto a la presidenta de la Fundación Hemofilia, María Sol Cruz, realizaron la entrega de un ecógrafo para el hospital Dr. Nicolás Cayetano Pagano. El aparato fue recibido por el intendente, Leopoldo Salva y la gerente del nosocomio, Alicia Soriano.

El ecógrafo realiza diagnósticos ginecológicos y abdominales y fue donado por la Fundación Hemofilia, que funciona en el Centro de Rehabilitación de la Provincia, para facilitar la detección y asistencia de personas con trastornos de coagulación de la sangre.

Durante el acto, Mascarello destacó la labor de la ONG por “la capacidad de trabajo y el empuje en beneficio de mejorar la calidad de vida de la población”. Además agradeció al jefe comunal por el acompañamiento continuo a las diversas acciones que realiza el Gobierno y por facilitar el traslado de los pacientes que necesitan ser atendidos en la Capital salteña.

Además, el funcionario señaló que el aparato permitirá optimizar la asistencia de unos 200 salteños que padecen la enfermedad y aseguró que se continuará trabajando para reforzar las acciones que se desarrollan con el organismo, porque “aunque se trate de una patología poco frecuente, estas personas, como las que padecen cualquier otra enfermedad, tienen el mismo derecho”.

Por su parte la presidenta de la ONG, María Sol Cruz, explicó que es la primera acción de la Fundación en conjunto con el Ministerio de Salud Pública en el interior de la Provincia. Destacó que el nuevo equipo es sumamente importante porque “el problema se centra en que en el tema hemofilia surgen urgencias que necesitan estudios que no pueden dilatarse y requieren aparatología especial, como es el caso de un ecógrafo como el que entregamos”.

Cruz manifestó que la primera vez que llegaron a San Antonio de los Cobres, “nos llamó la atención que no había pacientes con enfermedades de coagulación, principalmente hemofilia o de otros factores de la sangre; entonces comenzamos a capacitar; ahora logramos detectar pacientes con trombosis, los cuales tratamos de manera continua con el hospital, mediante turnos programados y en caso de ser necesario se los deriva a la fundación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.