Icono del sitio

Diputados se trasladaron a Tartagal para recabar información sobre la muerte de Pablo Moreno

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados viajó a la ciudad de Tartagal para recabar detalles acerca de la muerte de Pablo Moreno, quien se encontraba detenido desde el año pasado en la comisaría 45 de esta ciudad, acusado de haber herido con fuego a policías durante un piquete en la localidad de Morillo.

Ante la duda de la familia sobre las circunstancias que pudiesen haber ocasionado el deceso, la comisión de DDHH se entrevistó con ellos y con la abogada que los representa, la Dra. Sara Esper, quienes ratificaron sus sospechas de que no se trataría de una muerte natural, y hasta indicaron que no debería descartarse la hipótesis del homicidio.

En tanto el Fiscal Gonzalo Vega, a cargo de la investigación, expuso a los legisladores las diferentes versiones sobre las que se investiga adelantando que se encuentra a la espera de los resultados de la autopsia definitiva y de otros análisis que se realizan en el laboratorio del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).

La Comisión también recorrió la comisaría 45, y se entrevistó con el comisario a cargo quien explicó que Moreno había sido asistido en otras ocasiones durante su detención por problemas de salud y que los policías tenían conocimiento que padecía una enfermedad coronaria. Además señaló que durante la última descompensación se le hicieron tareas de reanimación.

Según explicó el presidente de la comisión de DDHH, el diputado Mario Angel, con toda la información recabada se redactará un informe para poner a disposición de todo el cuerpo legislativo y se seguirá con interés los resultados que arrojen los análisis que se hicieron con el cuerpo de Moreno, para luego evaluar los pasos a seguir.

Estuvieron en Tartagal por la comisión de Derechos Humanos los diputados Mario Ángel, Arturo Borelli y la diputada Patricia Monserrat, además los acompañó el diputado por Rivadavia, Ramón Villa.

Salir de la versión móvil