Romero y Urtubey con Macri

“Vamos a discutir bien el presupuesto”, anticipó el presidente a los jefes de bloque, en una reunión en la Casa Rosada. Les agradeció el respaldo en la negociación con los holdouts y anticiparles que habrá más ajuste.

“Necesitamos llegar a superávit gemelos y bajar la inflación. Por eso tendremos que discutir muy bien el presupuesto”, se anticipó Macri en el Salón Norte de la Casa Rosada, según pudo reconstruir LPO.

Lo escuchaban Miguel Pichetto y Rodolfo Urtubey (PJ- Frente para la Victoria); Julio Cobos (UCR); Adolfo Rodríguez Saá (Justicialismo San Luis); Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino); Carlos Alberto Caserio (Unión por Córdoba); Jaime Linares (GEN) y Juan Carlos Romero (Justicialista 8 de Octubre).

Los superávits gemelos, no son otra cosa que un balance positivo en el ejercicio fiscal y en comercio exterior, un logro de la gestión de Néstor Kircher que al parecer enamoró a Macri, porque ya lo había elogiado en la apertura de sesiones.

La mención al presupuesto llamó la atención, porque recién deberá presentarse el 15 de septiembre, pero al parecer Macri ya está ajustando los números para el 2017.

No hay muchas cajas para recortar. Además de la administración pública, otros grandes desembolsos de la Nación son las obras públicas y las universidades, cuyo gasto también es perseguido con celo por los legisladores.

“Ya sabemos que hay cosas que no se pueden tocar, como las jubilaciones”, se escudó Macri, aunque todos entendieron que el tijeretazo no tiene fin. Preocupado, Pichetto le pidió no desatender a las provincias, que empezaron a tener más déficit a partir del retaceo de fondos de Nación.

“Nosotros somos representantes de los estados provinciales en el Senado y nos interesa que el Gobierno nacional pueda avanzar, pero también nuestras provincias, en orden», sostuvo el rionegrino al salir de la reunión.

“Macri dijo que está dispuesto a asumir este proceso de ordenamiento tarifario dando la cara y asumiendo los costos”, celebró luego.

Caserio hizo Propeonismo al destacar que el PJ esta vez no complotará desde la oposición, mientras que Linares advirtió sobre los peligros del “corto plazo” ante un ajuste y un tarifazo tan severo.

“Por eso vamos a trabajar bien las tarifas sociales”, saltó Marcos Peña, presente en el encuentro.

Rodríguez Saá celebró los consensos y no mencionó su proyecto para exigir al Gobierno pedir permiso al Gobierno para tomar deuda, que mañana tendría dictamen de comisión. Cambiemos presiona para cajonearlo.

LPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: