Condena efectiva para los policías acusados de torturas en General Guemes

Los jueces de la Sala III del Tribunal de Juicio Carolina Sanguedolce (presidenta), Martín Pérez y Mónica Mukdsi (vocales) condenaron a Marcos Gabriel Gordillo a la pena de doce años de prisión de ejecución efectiva, por encontrarlo culpable del delito de imposición de torturas.

Además, condenaron a Héctor Raúl Gabriel Ramírez, Leonardo Esteban Serrano y Matías Eduardo Cruz a la pena de once años de prisión de ejecución efectiva, por encontrarlo culpable del delito de imposición de torturas.

Alberto Antonio Ontivero fue condenado a la pena de diez años de prisión de ejecución efectiva por el mismo delito.

Por su parte, Roberto Augusto Barrionuevo fue condenado a tres años de prisión condicional por ser culpable del delito de omisión de denuncia del delito de tortura.

También se impuso a los imputados la inhabilitación absoluta y perpetua para el ejercicio de la función pública.

Gordillo, Ramírez, Serrano, Cruz y Ontivero deberán permanecer alojados en la cárcel local. Barrionuevo deberá cumplir con la obligación de fijar domicilio, someterse al cuidado de un patronato, concurrir al tribunal, no cometer nuevo delito y adoptar trabajo conforme a sus facultades.

Los acusados Gordillo, Cruz, Serrano y Ramírez deberán realizar tratamiento psicológico previo informe de un profesional que acredite su necesidad.

También se condenó al Estado provincial al pago de la demanda civil en el concepto de resarcimiento de daños.

El hecho que se les imputa a los policías se produjo en 2011, en el interior de la Comisaría 11 de General Güemes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: