1er Feria de Pequeños Productores de Quebrada del Toro y la Cooperativa Agropecuaria Tatahuaso

El próximo 24 de marzo dará inicio la primer feria de pequeños productores de la Quebrada del Toro y la Cooperativa Agropecuaria “Tatahuaso”en Ruta 51 km 12 de la localidad de la Silleta, con el objetivo de revalorizar la cultura alimentaria de la región y generar puntos de comercialización de diversos alimentos nativos.

La feria dará inicio el jueves 24 a partir de las 10  y se extenderá hasta el domingo 27, “Nuestro  grupo da a conocer todas las costumbres originarias  de nuestra región para recuperar saberes  ancestrales de nuestros abuelos.

La idea es trasmitir culturas alimentarias como ser bebidas, comidas y los alimentos producidos en la región: quinua, amaranto, chia,  yacon, maices, papas, kaniwa” señaló Dalmacio Sandoval miembro de la Cooperativa Agropecuaria Tatahuaso y uno de los organizadores de la feria.

Además agregó: “Los que nos visiten encontrarán chicha de maíz blanco y morado, de maní, cerveza artesanal de amaranto, jugo de chan extraído de la chia, refresco de yacon, aloja de algarroba y maíz. Comidas: humitas de maíz, de amaranto, empanadas salteñas, de quinua y amaranto, pizzas con amaranto, quinua y chia,  fideo de amaranto. Dulces realizados por mi hija Mariela Sandoval como ser: bombones de amaranto y quinua, barritas energética de amaranto y miel, turrones, facturas, yacon en almibar y mermelada, entre otros”.

Mayores informes: Tel. 4993571, Dalmacio Sandoval.

“Los saberes ancestrales deben ser reconocidos y  es una vergüenza  ignorarlos”

Origen del amaranto.

Este grano se encuentra junto con el maíz, entre los cultivos más antiguos de América aproximadamente 7000 años de antigüedad, culturas como los Mayas y los Aztecas lo utilizaron al igual que los Incas, estas civilizaciones seleccionaron los granos mejorando sus cualidades logrando uno de los alimentos básicos, con la llegada de los españoles este cultivo se extingue porque los invasores en su ignorancia prohibieron que el amaranto fuera una planta sagrada y que sus granos fueran utilizados en sus ofrendas rituales, destruyeron las siembras y quemaron sus cosechas, los nativos que se resistieron al español conservaron su cultura alimentaria hasta  nuestra actualidad en que volvemos a redescubrirlos para el bien de nuestra salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: