La «Heladera Social» se repica en varios puntos del país

La iniciativa del restaurante tucumano Muña Muña se comienza a imitar en otros puntos de la Argentina. Ahora Río Negro y Chaco ya cuentan con su heladera social.

La idea es simple. Una heladera accesible a la comunidad, en estos casos en locales gastronómicos, que se llena con la comida que no se consume durante el día y que podrá ser tomada por aquellos que más lo necesiten.

En Cipolletti el Restaurant “La Nonnina” decidió sumarse a la heladera solidaria y no tirar la comida que su local no vende. Por eso, los días lunes, martes y miércoles  de 12 a 15 horas un empleado del negocio estará dispuesto en la entrada para brindar la comida.

También en Sáenz Peña los dueños del autoservicio Horeb ubicado frente al hospital anunciaron en el día de la mujer que Chaco ya cuenta con la primera heladera social.

La propuesta que surgió hace menos de un mes en Tucumán y que revolucionó toda la Argentina yacontagió a muchos locales gastronómicos que decidieron dejar de mirar para otro lado, dejar de tirar la comida que no se vendía y sumarse a la causa que busca mitigar el hambre en la sociedad.

Barriletes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: