Los niños conocen los derechos humanos a través del juego

Niños, niñas y adolescentes descubrieron sus derechos a través de actividades recreativas en el Parque del Bicentenario.

La Dirección de Promoción y Formación de Derechos Humanos, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos, llevó a cabo el pasado sábado, en horas de la tarde en el Parque Bicentenario, la iniciativa Los Derechos Humanos una aventura fascinante, proyecto que busca incorporar el juego como una herramienta para conocer los derechos de niñas,  niños y adolescentes.

El proyecto Los Derechos Humanos: una aventura fascinante está destinado a niños, niñas y adolescentes, tiene como objetivo la promoción de los derechos humanos y busca especialmente, incorporar el juego como una herramienta eficaz y educativa para la promoción de los derechos humanos, posibilitar la intervención dentro de las dinámicas de los juegos para evidenciar los contravalores o trivialidades que a veces presentan los juegos y que representan violaciones de los derechos humanos.

La temática propuesta para la jornada fue repensar los juegos tradicionales y los juguetes con perspectiva de derechos humanos. Se trabajó la empatía, el respeto y la resolución de conflictos. A través del juego los niños y niñas aprendieron diferentes habilidades y destrezas, conocieron sus derechos e interactuaron con sus padres quienes se sumaron a las actividades propuestas. Al final del encuentro se repartieron globos inscriptos, con los derechos aprendidos.

Asimismo por medio de esta actividad que comenzó en el receso escolar de enero en las plazas de los barrios Atocha y las Tunas, se busca promover mediante el juego modelos que favorezcan la empatía, el respeto y la convivencia.

Además, tuvieron un primer acercamiento a las normas que deben respetar y cumplir en sociedad: derecho a un nombre, deber de no poner apodos ofensivos, derecho a una nacionalidad, deber de respetar la diferencias de tradiciones y pensamientos, derecho a desarrollar su personalidad, deber de no burlarse y respetar a sus semejantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: