Mauricio Macri se reunió con el papa Francisco

El encuentro duró 22 minutos y fue el primero desde el cambio de Gobierno. El Presidente lo invitó al país, pero Bergoglio advirtió que este año no será aunque lo hará «lo antes posible»

Luego de meses de rumores sobre diferencias políticas y presuntos desplantes, el papa Francisco finalmente recibió esta mañana al presidente Mauricio Macri, en la primera reunión tras el cambio de gobierno en diciembre de 2015. Según se informó oficialmente, la agenda de discusión fue abierta y tuvo lugar en en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

Macri arribó a las 9:30 (5:30 hora de Argentina) acompañado por su esposa y Primera Dama, Juliana Awada, y posteriormente ingresó la comitiva oficial que acompaña al Jefe de Estado en su visita al Vaticano.

La reunión fue corta y duró tan solo 22 minutos, a tono con la frialdad que hace tiempo está instalada entre Jorge Bergoglio y el líder del PRO. La lógica protocolar se impuso y tampoco hubo chistes o comentarios para romper el hielo. Sabiendo que se trata de un Papa que hace de lo simbólico un arte, la distancia marcada por el obispo habla por sí misma y contrasta con la cercanía entonces cultivada con Cristina Kirchner.

Como es costumbre en la alta diplomacia, el Presidente de la Nación le entregó unos obsequios a Francisco. Le regaló un poncho de vicuña, 2 CD’s de tango y chamamé y la Cruz de Matará, un símbolo jesuítico de Santiago del Estero y Chaco. Por su lado, el Papa le dio el nuevo medallón del Vaticano, decorado con un olivo que simboliza la unidad, la exhortación apostólica «Evangelii Gaudium» y la encíclica Laudato si’.

Tras la breve charla, Macri volvió a reunirse en privado con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, para luego trasladarse hasta la embajada argentina ante la Santa Sede donde brindará una conferencia de prensa.

El embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter, sobre la reunión entre Macri y el Papa: “Fue una reunión plena de contenidos, todos muy positivos para el país”.

El Presidente llegó el viernes por la mañana al aeropuerto de Fiumicino en un vuelo de Alitalia, y se dirigió directamente al Hotel de Russie, donde se hospedará hasta hoy por la tarde. La ubicación del hotel es privilegiada ya que se encuentra cerca de la famosa Piazza di Popolo y a unas 20 cuadras del Vaticano.

Junto al Presidente se encuentran la Primera Dama, el jefe de Gabinete Marcos Peña, la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, el secretario de Culto Santiago de Estrada, y el vocero presidencial Iván Pavlovsky. Además, los acompañan los gobernadores de Tierra del Fuego Rosana Bertone, de Salta Juan Manuel Urtubey, y de Mendoza Alfredo Cornejo.

«La idea es escucharlo al Papa sobre todos los temas que viene trabajando y pedirle que bendiga a la Argentina y que nos acompañe en este proceso que tenemos por delante. Será una charla abierta entre ellos, reafirmando los principios de pobreza cero y terminar con el narcotráfico que venimos llevando adelante y que son principios muy alineados con el mensaje pastoral del Santo Padre», dijo Marcos Peña.

Lo cierto es que el resultado de la reunión de hoy lejos estuvo de una muestra contundente de ese «acompañamiento» de parte de Francisco. O al menos, que permita despejar las versiones de frialdad entre los dos hombres de Estado. Las diferencias se remontan cuando estuvieron en la agenda porteña el matrimonio igualitario y el aborto no punible. A Bergoglio, otrora arzobispo de Buenos Aires, le molestó que Macri no se haya opuesto categóricamente a ambas iniciativas como jefe de Gobierno porteño.

Según contó a Infobae Gustavo Vera, amigo personal de Bergoglio, la relación se congeló aún más cuando Macri rechazó una invitación a una reunión con alcaldes a la que había sido invitado personalmente cuando entonces jefe de gobierno porteño. La otra fue su negativa a una gestión personal desde el Vaticano en plena transición, para que Cristina Kirchner y el presidente electo pudieran evitar el escándalo y hacer una transmisión de mando en normalidad.

Cómo sigue la agenda

Luego de la reunión con el Papa, Macri tendrá un nuevo encuentro con el premier italiano, Matteo Renzi, -con quien ya se vio en Buenos Aires a mediados de febrero- en el Palazzo Chigi, sede de la jefatura de Gobierno de Italia.

Cerca del mediodía –a las 13:30– Macri se encontrará en el Palazzo del Quirinale con el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, y por la noche, nuevamente en un avión de Alitalia, emprenderá su regreso a la Argentina.

Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: