En el colegio de la UNSa padres se agrupan  para exigir el regreso de las clases

El Instituto de Educación Media Dr. Arturo Oñativia, perteneciente a la UNSa, transita su semana de paro. Padres preocupados por evitar se repita la situación del año pasado, donde no tuvieron clases por  45 días, los lleva a organizarse y exigir una solución que no afecte a sus hijos. De no encontrar una respuesta favorable alertan que recurrirán a un Amparo ante la Justicia.

Desde el año pasado un  grupo de padres se convocaron para analizar y exigir que se revean las medidas de fuerzas adoptadas por los docentes de esa institución. Medidas que llevaron ese año a tener más de 45 días de paro sin asistencia. Situación que generó malestar entre los padres del estudiantado. Ante esto, nuevamente se organizan con reuniones para evaluar las medidas necesarias que le garanticen a los alumnos una continuidad en el cursado.

En 2014, esos 45 días de paro dejó  una situación de desigualdad académica, con jóvenes vulnerados y un abandono educativo  desde julio, cuando comenzó la medida de fuerza de los gremios nacionales a los que se encuentran adheridos los docentes del instituto. Cuenta Carmen González, una de las mamás.

Actualmente, la institución transita una semana de paro sin asistencia. Ante esto volvieron a reunirse un grupo superior a los 30 padres para buscar evitar que padezcan las mismas consecuencias  por las medidas de fuerzas.

Algunos docentes dan clases y se muestran amables y solidarizados con los reclamos de los padres. No obstante son los menos. No buscamos confrontar, sabemos que es un derecho  cívico la huelga, pero ese derecho vulnera el derecho de nuestros hijos a tener educación, agrega González.

Lo que inquieta al grupo de padres es saber que esta medida de fuerza es a nivel nacional, donde los agremiados en Adiunsa y Conaduh acatan  en un 30 por cientos en la Universidad Nacional de Salta y en un 100 por cientos en el IEM. De no encontrar una solución que compense estos dos derechos entre las partes, los padres alertan que buscaran implementar aquello que funcionó en otras provincias como Tucumán, donde retomaron las clases luego de la presentación de un Recurso de Amparo ante la Justicia.

Por el momento prevalecen las reuniones y difusión en medios de comunicación, manifestando su situación y preocupación. Interactúan en un grupo de Facebook llamado “Mamas y Papas IEM Salta”, con 62 integrantes.

Los reclamos docentes

Las exigencias y modalidades exceden a la voluntad de los docentes salteños. La modalidad de paro sin asistencia es en todo el país y afecta a universidades públicas e institutos educativos adheridos a estas casas de altos estudios.

Entre las demandas de los gremios se encuentran tres principales ítems: un aumento salarial del 40%, respeto de CCT vigentes y  se elimine el impuesto a las ganancias. Los padres salteños hacen un llamado de atención a los docentes de sus hijos, puesto que ven como “innecesario afectar al estudiantado por reclamar cuestiones  como un 40% de aumento, cuando en ningún ámbito se brindó esa cifra, o bien pedir que no les retengan más de 10 mil pesos en impuesto a las ganancias”.

En el IEM de Salta hay docentes que decidieron dar clases y no acatar la voluntad gremial. Es el caso de su directora Carmen Amaya, quien además es profesora en la institución. “Nosotros entendemos el reclamo de los padres, incluso les facilitamos las instalaciones del colegio para que puedan reunirse. No está dentro de nuestras facultades como autoridades, tanto el Rector de la universidad como la directora de este establecimiento, obligar a los docentes a regresar al aula, explica Amaya.

Se adoptó una modalidad de agrupar en bloques  aquellas materias que cuentan con docentes que decidieron no sumarse al paro. En vez de asistir todos los días por tan solo 40 minutos de clases, se buscó convocar, por ejemplo, a los chicos de tercero y cuarto dos días a la semana para que reciban clases.

Estos institutos educativos son distintos al resto. Se trabaja con particularidades diferentes, si bien no se puede recuperar un día de clases, se opta por utilizar modalidades que garanticen que el alumno no se vea afectado en su retorno normal de cursado, resalta Amaya.

 

Fernando Climent para La Hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: