La realidad que El Tribuno pretende tapar
Share:

La realidad que El Tribuno pretende tapar

Tratan de vender el gran triunfo de Romero y sus medios de comunicación, por el hecho de no perder su banca en manos de Olmedo. Lo que ocultan.

Pasadas las elecciones nacionales, se realizan miles de conjeturas, todas parcializadas, buscando siempre dejar bien pardo a quien las relata. Hasta escuchamos a nuestro vicegobernador dando consejos, opiniones y sugerencias, después de una elección donde solo pudo sacar más votos que la categoría “votos en blanco”.

El segundo puesto de Romero, vendido por El Tribuno como un triunfo, deja algunos análisis interesantes para realizar. El más importante es que salió segundo, lo que lleva a su sector a perder una banca en el Senado Nacional y al sector de Urtubey a ganar dos que no tenía.

Un hombre como Romero que fue 16 años Senador Nacional, 12 años Gobernador, dueño y artífice de la línea editorial del diario de mayor tirada en la Provincia, dueño y ahora devenido en conductor radial en la AM 840, cosechó en esta última elección el 23% de los votos en toda la Provincia.

Un dato no menor es que en la última elección a Gobernador realizada el 10 de Abril de 2011, Olmedo, quien salió segundo a 34 puntos de Urtubey, sacó el 25% de los votos.

En la actual elección Olmedo alcanzó el 22%, quedando a solo 10 mil votos de Romero. Ese es el gran triunfo de Romero y sus medios de comunicación, no perder su banca en manos de Olmedo.

Los votos

En el departamento San Martín, el segundo más importante en cantidad de votantes Romero sacó un magro 13%, perdiendo entre otros con el actual intendente de Tartagal quien cosechó el 27%. Ni que hablar de Zottos, oriundo de ese departamento, que solo alcanzó el 9,7%. Claramente se observa el cariño de sus conciudadanos que no quieren que se vaya a Buenos Aires.
En Orán, el tercer departamento en cantidad de votantes, Romero alcanzó el 16%, se ubicó tercero con menos de la mitad de votos que Urtubey. Igual lugar ocupó en departamentos como Güemes y Rosario de la Frontera.

Sólo en la capital

En Capital alcanzó el tan ansiado primer puesto, con más de 84 mil votos. Haciendo una analogía estaría en condiciones de disputar una elección a Intendente en la Ciudad, pudiendo darle pelea a los 113 mil votos conseguidos por Isa cuando fue electo Intendente en el 2011.

Si se debe reconocer la performance del Partido Obrero, sobre todo en las elecciones definitivas respecto de las PASO, donde supo capturar los casi 50 mil votos que Biella abandonó, sumado a que en las elecciones intermedias del año 2009 obtuvieron un escaso 7%, y en estas últimas alcanzaron el 17% en categoría senador y el 19% en diputados, pudiendo llevar un diputado a la Nación.

Recordando

Haciendo un poquito de historia nos remontamos a las elecciones del año 2009, donde se elegían diputados nacionales solamente. Comparando con las actuales, el Partido Justicialista pasó de un 29,59% a un 29,05% en la categoría senador y un 19,05% en diputados, según los resultados aún provisorios. El sector de Romero en ese momento con Wayar al frente, habían alcanzado el 23,54%, llegando hoy en la categoría senador al 24,48% y 20,57 en diputados. Olmedo hace unos años rozaba el 17% y en estas últimas elecciones el 22,78% y su diputada el 18,14%. En definitiva puntos más puntos menos, mucho no ha cambiado, solo tenemos a un del Pla que no debe creer la que se le escapó.

Será cada sector político quien deberá analizar cómo sigue su carrera al 2015, Romero jugó todo y en primera persona, hasta mandando a un corte y una quebrada emulando a un olvidado Silvio Soldán como conductor, así y todo no pudo con el hermano del Gobernador.
Sabrá o no nutrirse de la experiencia de don Walter Wayar quien después de su segundo lugar como diputado nacional tuvo una fallida experiencia en su candidatura a Gobernador en el 2011 con un 7,22%.

Lo del actual vice gobernador parece cantado, de darse cuenta que salió último, salvo que crea que los votos en blanco podían llegar al senado, solo le queda discutir la senaduría en su departamento.
Olmedo ya lo dijo, se va con honras e ideas revolucionarias impracticables por estos tiempos a sembrar soja.
El Partido Obrero deberá hacer lo suyo para no quedar como un emergente de la Argentina de hoy, como lo fue el sector del campo allá por el 2009.

Por su parte el oficialismo, con la obligación de gobernar, deberá realizar más de un ajuste en la gestión, y saber atender los llamados de atención, porque cada votación es la voz del pueblo en su máxima expresión.
Como habrán visto nada es lo que parece.
Hasta la próxima.

Por: JIR
Columna de opinión

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: