Argentina finalista del Sudamericano de Béisbol

Los Gauchos volvieron a imponerse sobre Ecuador en un partido con grandes emociones. Brasil espera en el juego decisivo.

La Selección Argentina de Béisbol se metió por tercer año consecutivo en la final del Campeonato Sudamericano. En esta edición 2013, los Gauchos se impusieron por 4-2 a Ecuador en la semifinal y accedieron al duelo definitorio donde lo espera Brasil, novena que se impuso ante el dueño de casa, Chile, por 9-1. El encuentro está programado para las 15 horas.

Los ecuatorianos llegaron al Estadio Nacional de Santiago con el deseo de tomarse revancha de las últimas dos finales. En Buenos Aires, durante 2011, fue una sólida victoria albiceleste, que se duplicó en 2012, cuando en Guayaquil, los dirigidos por Ramiro Schiavoni se quedaron con la copa tras un dramático final. Ese título fue el primero en la historia del béisbol argentino en ganar de visitante. Ahora, quieren repetir.
No será nada fácil la tarea. Enfrente estará Brasil, que salvo ante Chile, dominó a sus rivales. Sobre todo a los Gauchos, que cayeron por un contundente 13-1 en la segunda jornada de este certamen. En las próximas horas el cuerpo técnico confirmará al abridor para ese duelo que podría convertirlos en el equipo tricampeón sudamericano.
Pero el primer paso hacia el sábado fue difícil de dar. Sin embargo, Javier Olmos tomó las riendas del encuentro como se esperaba de él. El gigante cordobés controló con envíos precisos y rompientes los peligrosos maderos visitantes que no encontraron el camino para quebrarlo hasta la quinta entrada.

Argentina había anotado gracias a Federico Gómez, quien primero conectó un triple y más tarde fue llevado al home por Martín Mondino. Esa mínima ventaja no dejaba tranquilo al equipo, que comenzó a ser controlado por Damián Villanueva, pitcher ecuatoriano.

Olmos abrió el inning cinco con una base por bolas cuestionable. Su último lanzamiento estuvo por la zona, pero el árbitro la dio mala. Dos toques mal defendidos por los albicelestes llenaron las almohadillas. Un ponche del cordobés daba esperanzas de que una doble matanza cerrara el inning, pero los coachs ecuatorianos utilizaron al máximo los toques de bola y dos jugadas suicidas le dieron la ventaja a la visita.

En la sexta, Lucas Nakandakare llevó hacia la registradora a Juan Martín, quien había conectado un doble profundo y fue llevado a tercera con un toque de sacrificio de Eduardo Zurbriggen. Olmos dejó el montículo en manos de Rodrigo Bruera con dos outs y un hombre en posición anotadora. Sus envíos rompientes obligaron a Jorge Pino, jardinero izquierdo de los amarillos a conectar un elevado y cerrar la entrada.

El lanzador más peligroso de los ecuatorianos, Alfredo Venegas, tomó la posta en la parte baja de la séptima entrada, pero dos envíos fueron suficientes para que Argentina ponga corredores en segunda y tercera. Mauricio Nagahashi le dio sencillo al primer lanzamiento, y Sebastián García tocó la bola. Esta fue a parar a las manos del pitcher que lanzó mal a segunda, lo que le permitió a Nagahashi llegar seguro. El parador en corto intentó poner out a García en primera, pero su tiro se fue desviado y ambos argentinos avanzaron una base más.

Ramiro Schiavoni envió la jugada de toque seguro, sin embargo por una confusión en la señal, Nagahashi se fue al robo de home. A Gabriel Sansó no le gustó el pitcheo, quitó el bate, y su compañero quedó en el medio de las bases. El out era seguro, pero el receptor ecuatoriano hizo una mala asistencia y tanto Nagahashi como García anotaron las últimas dos carreras del partido.

Ecuador tomaba turno en la alta de la octava. Dos bases por bolas de Bruera ponían en aprietos al equipo nacional. Para peor, llegaba al bate Joel Pulgar, el más peligroso de la visita. Dio un sólido contacto por la línea del jardín derecho. Nagahashi, que custodiaba esa zona, hizo uso de su velocidad para atrapar el elevado, que se convirtió en el out más importante del partido.

Las últimas dos entradas fueron de muchos nervios para los bateadores de ambos equipos que no pudieron poner corredores en las bases. Bruera dominó a los últimos tres que enfrentó y le dio el triunfo por 4 a 2 a su equipo.
Argentina chocará este sábado, desde las 15, ante Brasil y definirá quién será el mejor de Sudamérica.

Parte de prensa
Foto: Javier Silvera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: