Las estrategias discursivas del diario El Tribuno durante el gobierno de Miguel Ragone

El licenciado en periodismo Salvador Marinaro compartió el estudio histórico-político que realizó sobre el contenido de los distintos planos discursivos que el principal medio gráfico salteño fue adoptando y mutando durante la elección y mandato del ex gobernador salteño Miguel Ragone, logrando, según el investigador, una «incidencia política determinante»

El licenciado Salvador Marinaro compartió su reciente trabajo de investigación “Las estrategias discursivas del diario El Tribuno durante el gobierno de Miguel Ragone”. Fueron invitados, también, los historiadores salteños Daniel Ávalos y Daniel Escotorín (autor del libro “Salta Montonera”), para que dialoguen con Marinaro sobre su investigación, amplíen el contenido historiográfico del encuentro y enriquezcan el debate. La jornada fue impulsada como iniciativa del movimiento La Ragone, organización político-militante integrada a la órbita del PJ Salta; y se desarrolló en la sede del Partido Justicialista de Salta –sito en calle Zuviría nº 938– donde asistieron docentes, alumnos universitarios y secundarios, militantes de afines al peronismo y a otros movimientos -como la UCR-, y se contó, además, con la presencia del legislador provincial y presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, el Dr. Manuel Santiago Godoy.

En un salón casi colmado de partícipes, Marinaro desarrolló su tesis abordando y analizando las estrategias discursivas del diario El Tribuno durante el proceso político que protagonizó Miguel Ragone (1973-1974) durante su gobernación en la provincia de Salta. Anclándose en el análisis del discurso y la noción de campo de Pierre Bourdieu y los procesos y estructuras discursivas que se erigen como planos hegemónicos –trabajados por autores como Gramsci y Focoult– dio cuenta del tracto histórico del vínculo volátil Tribuno-Ragone. Distinguió, como primer momento, el apoyo del medio gráfico al candidato justicialista Ragone durante la campaña de principios de 1973, al que califica como un “héroe”; de una instancia posterior: la identificación del nuevo gobernador con la “subversión” a fines de ese año. “Esta transición estuvo aparejada a las trasformaciones del campo político signado por el conflicto intra-peronista y refleja una búsqueda de un capital político por parte del diario”, manifestó en su exposición el licenciado en periodismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: