Cristina elogió y eligió a Evita en Salta

Ni Eva ni María Eva. A ella directamente le pusieron Evita. Y tanto le gustó ese nombre a Cristina, que la bendijo como una de sus principales candidatas en Salta. Clarín puso foco al acto en Salta.

Ni Eva ni María Eva. A ella directamente le pusieron Evita. Y tanto le gustó ese nombre a Cristina, que la bendijo como una de sus principales candidatas en Salta. Evita Nélida Isa, así su gracia completa, 28 años, encabezará una de las listas del Partido Justicialista este domingo. Compite internamente con otras dos boletas, pero le aguran buen resultado. En este caso, por el peso del apellido: es la hija del intendente de la capital salteña.

Días atrás, Cristina estuvo en la provincia y se mostró al lado de la candidata. En las fotos, también aparece Juan Manuel Urtubey, otra vez pegado a la presidenta, después de mostrar algunos gestos críticos (más privados que públicos) hacia la Nación. El gobernador también juega a su familia en estas elecciones: Rodolfo Urtubey, el hermano del mandatario, encabeza la lista para senadores.

La parada para el kirchnerismo es complicada: la oposición también ofrece candidatos fuertes y está bien posicionada en las encuestas. Las principales figuras son el ex gobernador Juan Carlos Romero y el zigzagueante Alfredo Olmedo, que luego de hacer campaña con el macrismo en 2011, pegó un volantazo y empezó a ser funcional al Gobierno en algunos proyectos. Olmedo está apremiado: se le vence su mandato de diputado.

A su favor, el oficialismo no renueva ninguna banca de senadores. Aunque en la web de la Cámara alta siga figurando que ingresaron por alianzas con el Frente para la Victoria, los tres senadores que dejan sus puestos (Romero, Sonia Escudero y Juan Pérez Alsina) votan hoy con la oposición.

En cuanto a los diputados nacionales por la provincia, se votan tres bancas. La de Olmedo, la del indefinido Walter Wayar (con Olmedo acompañaron, por ejemplo, los proyectos de reforma judicial) y la del kirchnerista Fernando Yarade. Evita quiere una de esas sillas.

Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.