COPAIPA: Cine Club de los miércoles

Miércoles 31 de julio en COPAIPA, LOS OLVIDADOS

Director: LUIS BUÑUEL
Guión: Luis Buñuel, Luis Alcoriza
Música: Gustavo Pittaluga, Rodolfo Halffter
Fotografía: Gabriel Figueroa (B&W)
País: México
Año: 1950
Duración: 88 minutos
Reparto: Alfonso Mejía, Roberto Cobo, Estela Inda, Miguel Inclán, Alma Delia Fuentes, Francisco Jambrina y otros.

El Jaibo, un adolescente, escapa de la correccional y se reúne en el barrio con sus amigos. Junto con Pedro y otro niño, trata de asaltar a Don Carmelo. Días después, El Jaibo mata en presencia de Pedro al muchacho que supuestamente tuvo la culpa de que lo enviaran a la correccional. A partir de este incidente, los destinos de Pedro y de El Jaibo estarán trágicamente unidos.

LOS OLVIDADOS es, por su temática y por la naturalidad de sus actores, una película engañosamente realista. Filmada durante el apogeo de la corriente neorrealista -que propugnaba por un cine casi documental en el que los actores fuesen gente común y los escenarios fueran reales- LOS OLVIDADOS fue tomada equivocadamente como una cinta semejante a Roma, Ciudad Abierta (1945) de Roberto Rossellini o Ladrones de Bicicletas (1947) de Vittorio de Sica.

Sin embargo, el filme de BUÑUEL mantiene muchos de los elementos que lo convirtieron en el cineasta surrealista por excelencia. LOS OLVIDADOS es un filme acerca de la fatalidad del destino. Es una película sobre lo absurdo e irracional de la vida misma. Los deseos ocultos, los sueños y las pasiones son los elementos que mantienen vivos a los personajes del filme.

La cinta de BUÑUEL es, por otra parte, una de las aportaciones más importantes que ha dado Latinoamérica al cine mundial. Si el cine es considerado un arte, mucho se debe a la obra de genios como LUIS BUÑUEL y a filmes como LOS OLVIDADOS.

http://cinemexicano.mty.itesm.mx/peliculas/olvidados.html

Aparentemente, la película es un drama o tragedia neorrealista, documentada en los bajos fondos de la gran urbe y que tiene una intención marcadamente social. Sin embargo, el trazado subliminal, crea todo un flujo subconsciente en que los temas son la ausencia del padre, el complejo de Edipo, la orfandad, la maldad y la muerte. Todo esto está subrayado por secuencias oníricas, por la extraña y constante presencia de las gallinas, la rítmica repetición de brazos que se alzan cada diez minutos para golpear y matar cruelmente y, no menos importante, la vanguardista música, atormentada e inquietante, de Rodolfo Halffter sobre temas de Gustavo Pittaluga. Ello crea un clima de malestar que lleva al filme a la característica poética surrealista y tortuosa del aragonés.

El productor Oscar Dancingers, obligó a LUIS BUÑUEL a rodar un segundo final donde Pedro mataba a El Jaibo y volvía a la escuela correccional. Por lo visto, este final feliz se rodó con la razón de sustituir al verdadero en caso de que no gustase al público.

Ver final alternativo: http://www.youtube.com/watch?v=dLhustkgbXg

Como ha recordado Octavio Paz, BUÑUEL muestra la evolución del surrealismo, que se inserta ahora en las formas tradicionales del relato, en este caso una tragedia sin coturno, integrando «las imágenes irracionales que brotan de la mitad oscura del hombre».

LOS OLVIDADOS, junto a Metrópolis de Fritz Lang, toda la cinematografía de los hermanos Lumière y El Mago de Oz de Victor Fleming son las únicas piezas del séptimo arte que han recibido la consideración de Memoria del Mundo por la UNESCO. Entre sus considerando expresan; Con LOS OLVIDADOS, BUÑUEL trae a la cinematografía mundial una obra completa donde, sin abandonar la estética surrealista de sus primeras películas como El Perro Andaluz (1928) y La Edad de Oro (1930), da un retrato apasionado de los olvidados, de una manera brutal pero honesta, tanto trágica y poética, en suma, una película que siempre será contemporánea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.