Recomendaciones para evitar la bronquiolitis

Ante la aparición de síntomas como tos húmeda, fiebre, agitación y dificultad para respirar, comer y dormir se aconseja la consulta temprana al centro de salud más cercano.

En épocas de bajas temperaturas, se debe tener especial cuidado con los menores de un año para evitar que contraigan bronquiolitis. La enfermedad es causada por un virus respiratorio que afecta con mayor frecuencia a lactantes y niños, quienes requieren muchas veces internación.

Por lo tanto, el Ministerio de Salud Pública recuerda a la población que ante la aparición de síntomas como tos húmeda, fiebre, agitación y dificultad para respirar, comer y dormir se aconseja como primera medida la consulta temprana al centro de salud más cercano. Si es necesario el profesional de turno derivará al niño al Hospital Público Materno Infantil.

Amamantar al bebé es un método de prevención por excelencia, ya que la leche materna es la mejor protección para los niños contra infecciones respiratorias y aporta los anticuerpos necesarios para evitar el contagio de muchas enfermedades.
Asimismo, se recomienda extremar las medidas para conservar la higiene de manos, algo esencial para prevenir enfermedades respiratorias y parasitosis porque son el medio más propicio para el contagio de estas patologías al estar en contacto permanente con superficies contaminadas con agentes transmisores.

También se recuerda tener los hogares libres de humo de tabaco para preservar la salud de los integrantes de la familia, ya que el cigarrillo potencia las complicaciones respiratorias en los adultos y niños.

Por último también es importante mantener actualizado el calendario de vacunación. Hasta el año de vida son obligatorias las vacunas neumocócica 13 valente, BCG, hepatitis B, pentavalente o quíntuple, Sabin oral y después de este período se debe colocar la primera dosis de triple viral y la única dosis de hepatitis.

Además, la vacunación antigripal trivalente es necesaria para niños entre los 6 meses y los 2 años de edad, suministrada en 2 dosis con un lapso entre ambas de semanas. También es indispensable para embarazadas en cualquier etapa de la gestación o que hayan dado a luz en los últimos 6 meses y no se vacunaron durante el embarazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.