S.O.E.A.I.L. Denuncia despidos encubiertos

El Zafrero, el cosechero manual de la caña de azúcar, la figura más emblemática del trabajador de la industria azucarera, está atravesando momentos difíciles hoy en día, en su relación laboral con la Empresa Ledesma S.A.A.I, y es que se encuentra en una encrucijada en la que, la Empresa le está poniendo un precio, un monto irrisorio a toda una vida de servicios que año tras año, temporada a temporada han desarrollado en las condiciones más sacrificadas propias de la actividad a disposición de sus empleadores.

En efecto Ledesma S.A.A.I, en estos últimos días, está llevando a cabo cuestionables maniobras de disposición de sus zafreros, según las cuales, estos aceptan desvincularse de la empresa, acordando en los términos que la patronal “propone”, desistiendo de este modo de ser tomado en las temporadas de zafra presentes y futuras, a cambio de una especie de “gratificación“ que ninguna relación guarda con los rubros que por ley le corresponden, siendo este el antojadizo precio con que Ledesma retribuye años de haberse llevado la fuerza, la juventud y sangre de un trabajador quien de esta manera es desechado, descartado a la espera de los años que le restan para poder recién jubilarse.

Cabe aclarar asimismo, que dicha maniobra se realiza o se intentó realizar a espaldas del Gremio, negándole una vez más a sus trabajadores la posibilidad de ser asistido y asesorado en una cuestión tan delicada, como es esta situación bisagra que supone poner en riesgo su puesto de trabajo, por cuanto el golpeado trabajador de campo, se encuentra en una evidente posición de inferioridad, cuando sus patrones le realizan esta “oferta imperdible”, ya que todo está tendido de manera tal que da la impresión de ser una acuerdo bilateral, un retiro voluntario o una rescisión de común acuerdo, llámenle como quieran, pero lo cierto es que es un verdadero despido encubierto, ya que el estampado de su firma es la única participación del trabajador en ese acuerdo.

Por este motivo, el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (S.O.E.A.I.L.) apenas enterado del tema -y tras la consulta a los trabajadores-, activó los mecanismos a su alcance para proteger los derechos de quienes año tras año son parte sustancial en la cosecha de caña para la mencionada firma, y en defensa de los puestos de trabajo. Como primera medida se envió una carta documento intimando a la empresa al «CESE inmediato» de estos ofrecimientos, entendiendo: “Que, la conducta ejecutada por Uds. configura graves inobservancias a principios fundamentales en los derechos laborales de nuestros representados, sobre todo si se tiene en cuenta que la “Gratificación” ofrecida a los trabajadores, no guarda ninguna relación con los rubros indemnizatorios que les correspondería por Ley, como también están violando el principio de irrenunciabilidad de los derechos consagrados en el art. 12 de la Ley de Contrato de Trabajo”.-

Asimismo se le hizo saber que “el S.O.E.A.I.L. no permitirá se reduzca la mano de obra de cosecha manual, sin previo convenio de partes, pues ya aseveramos sus intenciones en eliminarlas por mano de obra mecanizada.”
Por ultimo en la jornada del jueves 16 de mayo, en la primera audiencia en el Ministerio de Trabajo de la ciudad de San Salvador de Jujuy, por la actualización del Convenio Colectivo por empresa, se presentó la denuncia por estos despidos encubiertos, y se acento en el acta de negociación luego de las acreditaciones correspondientes la necesidad de poder tomar como puntos de partida estos graves avances de la empresa, como así también la entrega de legajos y permanencias del personal temporario a los trabajadores que no realizan medidas de fuerza.

Rafael Ariel Vargas
Secretario General – SOEAIL
Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.