Escudero pide medidas para mejorar la integración y la seguridad en la frontera Aguas Blancas – Bermejo


Entre otros aspectos, solicitó la ampliación del horario de circulación de las chalanas y la construcción de un puente peatonal en el centro de Aguas Blancas.

La representante salteña en el Senado Nacional, Sonia Escudero (bloque justicialista 8 de octubre) presentó, recientemente, un proyecto solicitando una serie de medidas al Poder Ejecutivo que encabeza Cristina Fernández para mejorar la integración en el paso fronterizo entre la localidad salteña de Aguas Blancas y Bermejo, Bolivia.

Entre otros aspectos, la legisladora pretende que el Ministerio del Interior amplíe el horario en el que se permite la circulación de las chalanas por el paso fronterizo, y en ese sentido reclamó que se permita su utilización al menos entre las 7 y las 19 horas. “A pesar de ser uno de los medios de transporte más empleados por la población de la zona, rige una restricción horaria para su funcionamiento entre las 10 y 17 horas”, advirtió Escudero.

Asimismo, pidió que se realicen gestiones para habilitar un puente peatonal entre la zona céntrica de Aguas Blancas y de Bermejo, de forma de evitar a los ciudadanos argentinos y bolivianos que cruzan a diario la frontera deban recorrer largas distancias hasta el puente internacional.

Por último, la senadora Escudero requirió que a través de Cancillería se realicen gestiones ante las autoridades bolivianas para la instalación de oficinas migratorias y aduaneras en el muelle de chalanas de la localidad de Bermejo “para mejorar el control y fiscalización en el transporte de mercaderías y de personas en una zona que es sabido, constituye una de las rutas utilizadas por las redes de narcotráfico”.

La legisladora explicó que “el Ministerio del Interior de la Nación decidió en mayo de 2011 limitar el horario de apertura del paso de chalanas, que por más de 15 años estuvo operativo las 24 horas del día. Esta medida afecta enormemente las condiciones de vida de ambas poblaciones, con el consiguiente encarecimiento en el costo del transporte para trasladarse de un lado a otro de la frontera. Un viaje en taxi cuesta actualmente unos $ 24 ida y vuelta, mientras que el traslado por medio de chalanas tiene un costo de sólo $ 4” .

“La limitación del horario de operación del paso de chalanas ha generado diversos perjuicios en la vida diaria de los habitantes de Aguas Blancas, dificultando la asistencia de los niños y adolescentes argentinos y bolivianos a las escuelas de la localidad, el agravamiento de las condiciones de acceso a instituciones farmacéuticas y sanitarias, la afectación de la libertad de trabajo de chalaneros y demás trabajadores que cruzan la frontera frecuentemente y la reducción sustancial de la actividad económica de Aguas Blancas, sin que ello haya detenido –sino más bien todo lo contrario– el transporte clandestino de mercadería a través de medios precarios”.

De todos modos, la legisladora aclaró que la ampliación del horario de funcionamiento de las chalanas debe ser sólo una medida transitoria, ya que es preciso comenzar la construcción de un puente peatonal que una el centro de Aguas Blancas con el de Bermejo, de forma de canalizar en forma segura y ágil el tránsito local. “Una vez este proyecto varias veces postergado se haga realidad, la fiscalización migratoria y aduanera se simplificará sensiblemente”, aseguró la senadora Escudero.

Parte de prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.