En un foro sobre educación, Urtubey marcó la necesidad de una reforma estructural

En un foro sobre educación, Urtubey marcó la necesidad de una reforma estructural
En un encuentro sobre calidad educativa y política, organizado por la asociación civil Proyecto Educar 2050, el gobernador Juan Manuel Urtubey dijo que en la Argentina hace falta una reforma estructural en materia educativa para que un chico del Chaco salteño tenga las mismas oportunidades que otro de Buenos Aires o de Córdoba. Consideró que se debería contar con un fondo que garantice la calidad.
Con un cambio de políticas y con recursos, dijo el mandatario salteño, se asegurará calidad y se avanzará en el debate sobre lo que hace falta modificar, para que en el país se comiencen a formar chicos para el siglo XXI, “y no para los siglos XIX y XX como sucede ahora. Debemos discutir estas cosas”.
El mandatario detalló la política puesta en marcha hace poco menos de cuatro años, desde que se puso al frente de la administración provincial, y enfatizó la discusión salarial de la que participan todos los sectores, en una mesa intergremial, escenario que posibilitó que el ciclo lectivo en Salta se inicie en tiempo y forma y evitó que los chicos fueran rehenes de las diferentes posiciones.
Urtubey compartió esta mañana el panel del III Foro de Calidad Educativa con el titular de la UCR, Ernesto Sanz; la diputada del PRO, Gabriela Michetti; y la senadora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro. Tuvo lugar esta mañana en el Centro de Convenciones de la UCA, en Buenos Aires.
El panel se desarrolló bajo el lema «Calidad educativa y política: ¿Qué hacer desde la política para que todos los argentinos reciban buena educación?» y fue moderado por el periodista Alfredo Leuco.
Todos los panelistas coincidieron en la necesidad de lograr una mayor apertura y el trabajo en conjunto en favor de la educación; también en los desequilibrios presupuestarios existentes, el estancamiento de la tasa de escolarización y, en consecuencia, en el aumento de la inequidad.
Esas apreciaciones dieron pie al Gobernador de Salta para marcar la necesidad de contar con un fondo específico. Urtubey recordó que, hasta hace unos pocos años, Salta era una de las provincias con peor índice de inversión en educación por alumno y que las huelgas de los maestros llegaron a tocar los 75 días.
Consideró positivos algunos de los procesos que se dieron en la Argentina, relacionados con la descentralización de la administración de la educación. “Tenemos un país profundamente desigual y hemos tenido un avance formidable en inversión a nivel local, del orden del 37% del presupuesto. Salta es una de las provincias que más invierte por alumno, pero recibimos menos coparticipación per cápita que el resto del país y eso representa un problema, porque para alcanzar la media nacional necesitaremos 138 años”, dijo.
“¿Cómo avanzamos?”, se preguntó Urtubey. Y prosiguió: “Generando mayores oportunidades en cada uno de los pueblos. Necesitamos un fondo de equiparación social, sino los pobres serán cada vez más pobres; en la Argentina hacemos las cosas al revés, necesitamos un fuerte sinceramiento”.
El Gobernador salteño resaltó que una de las prioridades de su gestión son los docentes, por la voluntad puesta en el trabajo diario, y que todas las personas tengan las mismas oportunidades de aprender y formarse. En este párrafo marcó –entre otras acciones oficiales- los manuales que el Gobierno entrega a los 4° grados al inicio de cada ciclo lectivo, las nuevas escuelas construidas, las reformas hechas en edificios escolares, la compra de mobiliario, los fondos dispuestos cada principio de año para que los municipios se encarguen de las obras chicas necesarias para poner a punto los edificios.
Urtubey volvió a insistir con la creación del fondo de calidad educativa, que garantice a todos el acceso a la educación y la recuperación de la carrera docente: “No se trata sólo de un reclamo sectorial, sino de un elemento transformador que debe apuntar a la calidad educativa, la incorporación de tecnología para crecer y ser mejores”.
“Hay que hacer reformas estructurales para que un chico del Chaco salteño tenga la misma oportunidad de educación que uno de Buenos Aires o de Córdoba. Vamos a resolver estos problemas porque los políticos argentinos volvimos a conversar. Y eso me genera optimismo. Argentina se construyó en base a diálogo y consenso, sin importar las banderías políticas, porque lo central es la educación sin importar quién gobierne”.

foroeducurtu

En un encuentro sobre calidad educativa y política, organizado por la asociación civil Proyecto Educar 2050, el gobernador Juan Manuel Urtubey dijo que en la Argentina hace falta una reforma estructural en materia educativa para que un chico del Chaco salteño tenga las mismas oportunidades que otro de Buenos Aires o de Córdoba. Consideró que se debería contar con un fondo que garantice la calidad.

Con un cambio de políticas y con recursos, dijo el mandatario salteño, se asegurará calidad y se avanzará en el debate sobre lo que hace falta modificar, para que en el país se comiencen a formar chicos para el siglo XXI, “y no para los siglos XIX y XX como sucede ahora. Debemos discutir estas cosas”. 

El mandatario detalló la política puesta en marcha hace poco menos de cuatro años, desde que se puso al frente de la administración provincial, y enfatizó la discusión salarial de la que participan todos los sectores, en una mesa intergremial, escenario que posibilitó que el ciclo lectivo en Salta se inicie en tiempo y forma y evitó que los chicos fueran rehenes de las diferentes posiciones. 

Urtubey compartió esta mañana el panel del III Foro de Calidad Educativa con el titular de la UCR, Ernesto Sanz; la diputada del PRO, Gabriela Michetti; y la senadora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro. Tuvo lugar esta mañana en el Centro de Convenciones de la UCA, en Buenos Aires. 

El panel se desarrolló bajo el lema «Calidad educativa y política: ¿Qué hacer desde la política para que todos los argentinos reciban buena educación?» y fue moderado por el periodista Alfredo Leuco. 

Todos los panelistas coincidieron en la necesidad de lograr una mayor apertura y el trabajo en conjunto en favor de la educación; también en los desequilibrios presupuestarios existentes, el estancamiento de la tasa de escolarización y, en consecuencia, en el aumento de la inequidad. 

Esas apreciaciones dieron pie al Gobernador de Salta para marcar la necesidad de contar con un fondo específico. Urtubey recordó que, hasta hace unos pocos años,

Salta era una de las provincias con peor índice de inversión en educación por alumno y que las huelgas de los maestros llegaron a tocar los 75 días. 

Consideró positivos algunos de los procesos que se dieron en la Argentina, relacionados con la descentralización de la administración de la educación.

“Tenemos un país profundamente desigual y hemos tenido un avance formidable en inversión a nivel local, del orden del 37% del presupuesto. Salta es una de las provincias que más invierte por alumno, pero recibimos menos coparticipación per cápita que el resto del país y eso representa un problema, porque para alcanzar la media nacional necesitaremos 138 años”, dijo. 

“¿Cómo avanzamos?”, se preguntó Urtubey. Y prosiguió: “Generando mayores oportunidades en cada uno de los pueblos. Necesitamos un fondo de equiparación social, sino los pobres serán cada vez más pobres; en la Argentina hacemos las cosas al revés, necesitamos un fuerte sinceramiento”. 

El Gobernador salteño resaltó que una de las prioridades de su gestión son los docentes, por la voluntad puesta en el trabajo diario, y que todas las personas tengan las mismas oportunidades de aprender y formarse.

En este párrafo marcó –entre otras acciones oficiales- los manuales que el Gobierno entrega a los 4° grados al inicio de cada ciclo lectivo, las nuevas escuelas construidas, las reformas hechas en edificios escolares, la compra de mobiliario, los fondos dispuestos cada principio de año para que los municipios se encarguen de las obras chicas necesarias para poner a punto los edificios. 

Urtubey volvió a insistir con la creación del fondo de calidad educativa, que garantice a todos el acceso a la educación y la recuperación de la carrera docente: “No se trata sólo de un reclamo sectorial, sino de un elemento transformador que debe apuntar a la calidad educativa, la incorporación de tecnología para crecer y ser mejores”. 

“Hay que hacer reformas estructurales para que un chico del Chaco salteño tenga la misma oportunidad de educación que uno de Buenos Aires o de Córdoba. Vamos a resolver estos problemas porque los políticos argentinos volvimos a conversar. Y eso me genera optimismo. Argentina se construyó en base a diálogo y consenso, sin importar las banderías políticas, porque lo central es la educación sin importar quién gobierne”.

Prensa

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.