Actividades por el Día del Inmigrante

Actividades por el Día del Inmigrante
Se desarrollaran del 3 al 5 de septiembre, con la participación de la Unión de Colectividades Mediterráneas.
El 4 de septiembre es el Día del Inmigrante. Por tal motivo, la Municipalidad y la Dirección Nacional de Migraciones organizaron para el próximo 3 de ese mes, a partir de las 11, un acto en el parque San Martín, con la participación de la Unión de Colectividades Mediterráneas (España, Italia, Siria, República del Líbano y Grecia). En la oportunidad se realizará una ofrenda floral y participaran autoridades municipales y gubernamentales.
A las 19 se oficiará una misa en la Catedral Basílica, donde estarán presentes todas las colectividades. A las 20, se inaugurará una muestra de dibujo y pintura del artista plástico italiano Giovanni Gallo y la salteña Ana María Valle, en la Sociedad Española. Permanecerá montada hasta el 5 de septiembre.
A  las 22, también en la Sociedad Española, se realizará una cena. Las tarjetas pueden adquirirse llamando al 4215005. Por otro lado, el lunes 5 a las 19, en los salones de la esta institución se realizará un reconocimiento a inmigrantes con más de 25 años de residencia en el país. Se entregarán diplomas a personas destacadas dentro de la colectividad y posteriormente se elegirá a la reina a partir de un baile típico de cada colectividad. El cierre estará a cargo del grupo Vale 4.
Estas actividades se organizarán con el fin de conservar y hacer conocer las tradiciones de las distintas colectividades que viven en nuestro suelo.
El 4 de septiembre de 1812 se firmó el primer decreto para el fomento de la inmigración. Desde esa fecha se celebra el Día del Inmigrante. No hubo en América latina otro país tan decidido a recibir gente como la Argentina. En 1824, Bernardino Rivadavia creó una Comisión de Inmigración y destinó el antiguo convento de la Recoleta para albergar durante quince días a los recién llegados. En 1853 la flamante Constitución Nacional aseguró beneficios «para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino». En 1870 se inauguró el Asilo de Inmigrantes sobre la calle Corrientes, junto a los muelles. Y poco después Nicolás Avellaneda firmó la ley 817 de Inmigración y Colonización, por la cual los inmigrantes debían ser alojados durante unos días y ayudados a conseguir trabajo.

dadelinmigrante

Foto de archivo

El 4 de septiembre es el Día del Inmigrante. Por tal motivo, la Municipalidad y la Dirección Nacional de Migraciones organizaron para el próximo 3 de ese mes, a partir de las 11, un acto en el parque San Martín, con la participación de la Unión de Colectividades Mediterráneas (España, Italia, Siria, República del Líbano y Grecia).

En la oportunidad se realizará una ofrenda floral y participaran autoridades municipales y gubernamentales. 

A las 19 se oficiará una misa en la Catedral Basílica, donde estarán presentes todas las colectividades.

A las 20, se inaugurará una muestra de dibujo y pintura del artista plástico italiano Giovanni Gallo y la salteña Ana María Valle, en la Sociedad Española. Permanecerá montada hasta el 5 de septiembre.

A  las 22, también en la Sociedad Española, se realizará una cena.

Las tarjetas pueden adquirirse llamando al 4215005.

Por otro lado, el lunes 5 a las 19, en los salones de la esta institución se realizará un reconocimiento a inmigrantes con más de 25 años de residencia en el país. Se entregarán diplomas a personas destacadas dentro de la colectividad y posteriormente se elegirá a la reina a partir de un baile típico de cada colectividad.

El cierre estará a cargo del grupo Vale 4.

Estas actividades se organizarán con el fin de conservar y hacer conocer las tradiciones de las distintas colectividades que viven en nuestro suelo.

El 4 de septiembre de 1812 se firmó el primer decreto para el fomento de la inmigración. Desde esa fecha se celebra el Día del Inmigrante. No hubo en América latina otro país tan decidido a recibir gente como la Argentina.

En 1824, Bernardino Rivadavia creó una Comisión de Inmigración y destinó el antiguo convento de la Recoleta para albergar durante quince días a los recién llegados.

En 1853 la flamante Constitución Nacional aseguró beneficios «para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino».

En 1870 se inauguró el Asilo de Inmigrantes sobre la calle Corrientes, junto a los muelles.

Y poco después Nicolás Avellaneda firmó la ley 817 de Inmigración y Colonización, por la cual los inmigrantes debían ser alojados durante unos días y ayudados a conseguir trabajo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.