Vacaciones de Invierno: Muchos turistas pero gasoleros

Vacaciones de Invierno: Muchos turistas pero gasoleros
Es pobre el gasto de los turistas en esta temporada alta. La inflación ajusta los bolsillos y propone un paseo más gasolero. Aunque aún no finalizó el período pico de la actividad turística salteña, el balance parcial de los empresarios destaca una creciente afluencia de visitantes, aunque sin equivalencias en el consumo.
Por la escasez de combustible en todo el país y por las constantes suspensiones de los vuelos debido a las cenizas volcánicas (variables clave para el sector), las vacaciones de invierno estuvieron amarradas a la incertidumbre.
La próxima semana, los referentes de las distintas cámaras empresarias se reunirán para evaluar los resultados. El Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia también difundirá los niveles de ocupación hotelera y el movimiento económico que dejaron estos días.
El Paseo Balcarce ya se posicionó como un sitio obligado para quienes pasean por la Capital. Allí, el termómetro muestra un matiz claroscurso. Hubo días con bastante gente, sin embrago aseguran que la facturación siguió el mismo ritmo de años anteriores.
Carlos Urtasun, presidente de la Cámara de la Balcarce, calificó la temporada como aceptable. “Vimos un turismo mucho más gasolero. La gente busca platos económicos y se redujo el consumo. A diferencia de otros años, los locales no estuvieron repletos. Se conseguía lugar en las peñas y confiterías”.
Fernando Zerega, vicepresidente de esa entidad, sostuvo que el flujo de visitantes fue importante. “Si tenemos una inflación por encima del 20%, la facturación debiera ser más alta. Hubo más cubiertos pero la gente gastó menos; cuidan bastante el bolsillo”.
Crisis energética
En la primera semana de julio, la crisis energética se agudizó en toda la provincia. La falta de combustible y los cortes de gas en casas y hoteles de San Lorenzo, Vaqueros y la zona norte de la ciudad sembró el temor en el arco empresario. Con el paso de los días, el abastecimiento en los surtidores tendió a normalizarse, mientras que otras provincias empezaron a cruzar las mangueras.
Sin la seguridad de encontrar nafta o gasoil en las rutas para llegar a Salta, la planificación y el viaje de los turistas quedaba a la deriva. Aunque sin efecto directo, las cenizas del volcán Puyehue también incidieron en los vuelos Buenos Aires – Salta.
“En Jujuy no se consigue combustible y la semana pasada no había en Tucumán. Gente del NOA que quería venir a la provincia no lo hizo porque no sabían si podrían cargar el tanque en el camino”, comentó Zerega.
Verónica Safar Pinkus, vicepresidenta de la Cámara de Turismo de Salta, aclaró que la estación más fuerte del año aún no cerró. “Todavía estamos trabajando. Hasta ahora, la situación es relativamente buena. Para mí, vivimos una temporada atípica, sin poder prever lo que iba a pasar al día siguiente”, expresó en referencia al problema de la falta de los combustibles líquidos y la incidencia en la llegada y en la estadía de los visitantes.
La empresaria también hizo hincapié en el marcado descenso en el poder de consumo de los viajeros.

vacacioes_de_invierno_en_salta

Es pobre el gasto de los turistas en esta temporada alta. La inflación ajusta los bolsillos y propone un paseo más gasolero. Aunque aún no finalizó el período pico de la actividad turística salteña, el balance parcial de los empresarios destaca una creciente afluencia de visitantes, aunque sin equivalencias en el consumo.

Por la escasez de combustible en todo el país y por las constantes suspensiones de los vuelos debido a las cenizas volcánicas (variables clave para el sector), las vacaciones de invierno estuvieron amarradas a la incertidumbre.

La próxima semana, los referentes de las distintas cámaras empresarias se reunirán para evaluar los resultados.

El Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia también difundirá los niveles de ocupación hotelera y el movimiento económico que dejaron estos días.

El Paseo Balcarce ya se posicionó como un sitio obligado para quienes pasean por la Capital. Allí, el termómetro muestra un modalidad de gasto ajustado.

Hubo días con bastante gente, sin embrago aseguran que la facturación siguió el mismo ritmo de años anteriores.Carlos Urtasun, presidente de la Cámara de la Balcarce, calificó la temporada como aceptable. “Vimos un turismo mucho más gasolero. La gente busca platos económicos y se redujo el consumo.

A diferencia de otros años, los locales no estuvieron repletos. Se conseguía lugar en las peñas y confiterías”.

Fernando Zerega, vicepresidente de esa entidad, sostuvo que el flujo de visitantes fue importante. “Si tenemos una inflación por encima del 20%, la facturación debiera ser más alta. Hubo más cubiertos pero la gente gastó menos; cuidan bastante el bolsillo”.

Recordemos que en la primera semana de julio, la crisis energética se agudizó en toda la provincia. La falta de combustible y los cortes de gas en casas y hoteles de San Lorenzo, Vaqueros y la zona norte de la ciudad sembró el temor en el arco empresario.

Con el paso de los días, el abastecimiento en los surtidores tendió a normalizarse, mientras que otras provincias empezaron a cruzar las mangueras.

Sin la seguridad de encontrar nafta o gasoil en las rutas para llegar a Salta, la planificación y el viaje de los turistas quedaba a la deriva. Aunque sin efecto directo, las cenizas del volcán Puyehue también incidieron en los vuelos Buenos Aires – Salta.

“En Jujuy no se consigue combustible y la semana pasada no había en Tucumán. Gente del NOA que quería venir a la provincia no lo hizo porque no sabían si podrían cargar el tanque en el camino”, comentó Zerega.

Verónica Safar Pinkus, vicepresidenta de la Cámara de Turismo de Salta, aclaró que la estación más fuerte del año aún no cerró. “Todavía estamos trabajando. Hasta ahora, la situación es relativamente buena.

Vivimos una temporada atípica, sin poder prever lo que iba a pasar al día siguiente”, expresó en referencia al problema de la falta de los combustibles líquidos y la incidencia en la llegada y en la estadía de los visitantes.La empresaria también hizo hincapié en el marcado descenso en el poder de consumo de los viajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.