Concejal Soler pide b" />

Concejal Soler pide baños públicos en comercios salteños

Concejal Soler pide baños públicos en comercios salteños
La concejal capitalina, Irene Soler, presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza que obliga a instituciones estatales y privadas de acceso público, con destino comercial de atención a clientes, y con una superficie cubierta mayor o igual a 100 metros cuadrados; a instalar un baño con la infraestructura adecuada para ser utilizado, inclusive, por personas con capacidades diferentes. En ellos, siempre deberá asegurarse la existencia y constante reposición de papel higiénico y para manos y jabón y desinfectantes desodorantes. Vale destacar que idéntica iniciativa fue presentada en la Cámara de Diputados de la provincia por parte del legislador, Guillermo Durand Cornejo.
Según reza la norma, la autoridad de aplicación de la Ordenanza propuesta, deberá habilitar un número de teléfono que funcionará en horario administrativo y a través del cual se recibirán reclamos ante el incumplimiento de la norma. El número para denuncias deberá exhibirse en el baño de cada local.
Al respecto, Soler explicó que “de incumplirse la Ordenanza habrán sanciones que establecerá la autoridad de aplicación y que podrán llegar a la clausura del local”.
Es que, según la edil, “son numerosos los reclamos de ciudadanos, de padres y madres de niños que concurren a grandes comercios y necesitan con urgencia hacer uso de los sanitarios”.
Por ello, “es preciso que los concejales demos una respuesta a un problema que parece sencillo e intrascendente, pero que es real y cotidiano en la vida de numerosos salteños, pues se producen inconvenientes por falta de baños, máxime cuando los clientes deben permanecer en los locales por largo período de tiempo esperando o haciendo filas”, dijo.
A modo de ejemplo, Soler, argumentó que “cualquier ciudadano puede comprobar esta necesidad haciendo cola en un banco o concurriendo a las grandes tiendas que existen sobre la peatonal Alberdi donde, si un cliente solicita el uso del sanitario, obtiene como respuesta que no tienen baños para la gente”.
Luego, la concejal agregó que “en las entidades bancarias, hoy día, nos encontramos con el desagradable espectáculo de largas colas en la veredas, donde las personas se encuentran sometidas a las inclemencias del sol, la lluvia, el calor, el frio y el viento, predominando lamentablemente las de la tercera edad, quienes como mínimo deberían poder acceder a un sanitario si así lo necesitaran”.
Finalmente, Soler concluyó que “la existencia de un baño destinado a los clientes debería ser un requisito sine qua non para obtener la habilitación de un negocio”.

La concejal capitalina, Irene Soler, presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza que obliga a instituciones estatales y privadas de acceso público, con destino comercial de atención a clientes, y con una superficie cubierta mayor o igual a 100 metros cuadrados; a instalar un baño con la infraestructura adecuada para ser utilizado, inclusive, por personas con capacidades diferentes.

En ellos, siempre deberá asegurarse la existencia y constante reposición de papel higiénico y para manos y jabón y desinfectantes desodorantes. Vale destacar que idéntica iniciativa fue presentada en la Cámara de Diputados de la provincia por parte del legislador, Guillermo Durand Cornejo.Según reza la norma, la autoridad de aplicación de la Ordenanza propuesta, deberá habilitar un número de teléfono que funcionará en horario administrativo y a través del cual se recibirán reclamos ante el incumplimiento de la norma.

El número para denuncias deberá exhibirse en el baño de cada local.

Al respecto, Soler explicó que “de incumplirse la Ordenanza habrán sanciones que establecerá la autoridad de aplicación y que podrán llegar a la clausura del local”.

Es que, según la edil, “son numerosos los reclamos de ciudadanos, de padres y madres de niños que concurren a grandes comercios y necesitan con urgencia hacer uso de los sanitarios”.

Por ello, “es preciso que los concejales demos una respuesta a un problema que parece sencillo e intrascendente, pero que es real y cotidiano en la vida de numerosos salteños, pues se producen inconvenientes por falta de baños, máxime cuando los clientes deben permanecer en los locales por largo período de tiempo esperando o haciendo filas”, dijo.

A modo de ejemplo, Soler, argumentó que “cualquier ciudadano puede comprobar esta necesidad haciendo cola en un banco o concurriendo a las grandes tiendas que existen sobre la peatonal Alberdi donde, si un cliente solicita el uso del sanitario, obtiene como respuesta que no tienen baños para la gente”.

Luego, la concejal agregó que “en las entidades bancarias, hoy día, nos encontramos con el desagradable espectáculo de largas colas en la veredas, donde las personas se encuentran sometidas a las inclemencias del sol, la lluvia, el calor, el frio y el viento, predominando lamentablemente las de la tercera edad, quienes como mínimo deberían poder acceder a un sanitario si así lo necesitaran”.

Finalmente, Soler concluyó que “la existencia de un baño destinado a los clientes debería ser un requisito sine qua non para obtener la habilitación de un negocio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: