Se trata de “India” el tapir " />

La Estación de Fauna tiene una nueva integrante

 

 

Se trata de “India” el tapir hembra de aproximadamente un mes y media de vida, procedente de Laguna de las Catas – Departamento Tartagal que fue rescatado el jueves de la semana pasada, y trasladado a la Estación de Fauna Autóctona, organismo dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.


El ingreso a la EFA del animal se efectuó ayer domingo, luego de que un Guardaparque que se desempeña en la Reserva de Acambuco, lo mantuviera bajo su protección y cuidado y posteriormente lo trasladase a la Reserva.

El jueves pasado, el tapir fue hallado por pobladores de la zona, quienes manifestaron haber encontrado a la cría cuando unos perros estaban atacando a un ejemplar hembra de tapir (madre del neonato) la cual abandono a su cría debido a la presencia de estos canes. La cría también fue atacada y herida en el área dorso lateral del cuello, a lo cual los lugareños trasladaron a la cría a su domicilio para luego entregar el animal al Guadaparques.

“El comportamiento de los tapires en cautiverio es impredecible, son animales temperamentales y cuando manifiestan su agresión pueden llegar a lesionar de gravedad a los cuidadores, sucesos que se evidenciaron en la EFA. Este tipo de comportamiento agresivo se manifiesta aún mas en las hembras con crías, siendo el motivo de la agresión defender a la misma. Por tanto, se deduce, que en este caso la madre fue cazada quedando la cría desprotegida. Caso similar sucedió con uno de los ejemplares de esta especie que se aloja en la EFA. Francisco, un tapir de tres años, llego a la Reserva con tres meses de nacido, su madre fue cazada para obtener la carne y la piel”, aclaró la Jefa de la Estación de Fauna, Claudia Herrera.

En relación a los cuidados neonatales, desde la Reserva se informó que “A India, nombre que se asigno a la tapir huérfana, se la ubico en el sector de cuarentena en un recinto cubierto de paja y viruta, manteniendo la temperatura del lugar a 22°C ya que requieren de una temperatura cálida. Se le coloco una madre sustituta (peluche), a fin de disminuir el estrés provocado por la ausencia de la madre”.

“Se estima un peso aprox. de 20 (veinte) kg, mediante el cual se deduce la edad y se puede realizar un cálculo preciso de la cantidad de alimentos a proporcionar, procurando un buen crecimiento” expresó Herrera, quien agregó: “Se suministra el alimento en mamadera, se utiliza una botella plástica a la cual se le coloco una tetina para terneros, y trozos pequeños de frutas. Estos últimos, se ofrecen en mínimas cantidades, considerando que las crías en su medio natural consumen porciones pequeñas de alimentos sólidos, guiadas por su madre. Las crías se destetan al año de nacidas. En el caso de las crías criadas artificialmente, la disminución en el suministro de la leche y el aumento de alimentos sólidos se realiza progresivamente a modo de transición, suspendiendo el uso de mamadera a partir del sexto mes, momento en el cual la leche se suministra en recipientes” expresó la encargada de la Estación de Fauna.

El Tapir, una especie en extinción

El tapir habita en la selva y chaco del norte argentino. Es el mamífero más grande de Sudamérica. Tiene un cuerpo compacto y musculoso, adaptado para coexistir entre la vegetación densa de bosques espinosos o selvas cerradas. El labio superior es alargado en forma de trompa corta curva y móvil, útil para el ramoneo. Los miembros posteriores presentan tres dedos, y los anteriores cuatro. La piel es muy dura. Es un animal que tiene muy desarrollado los sentidos del olfato y del oído, su visión es escasa.

Se alimenta de hojas, frutos y brotes. En ambientes chaqueños come tallos y frutos de cactus. Juegan un papel muy importante en determinar la estructura de las comunidades de plantas, diseminando de semillas. Por ello se los denomina “arquitectos” del paisaje, siendo una especie importante para la conservación del ecosistema.

La reproducción puede tener lugar en cualquier época del año, paren una sola cría que nace después de un periodo de gestación de 13 meses, la cría permanece con la madre durante el primer año de su vida. Se caracteriza por nacer con un pelaje rayado y manchado, el cual le sirve para camuflarse de sus enemigos. Esta coloración comienza a esfumarse a partir de los tres meses y a los seis meses desaparece completamente tomando el color de pelaje de los ejemplares adultos.

Tiene una longevidad de 35 años.

Causas de la disminución: Es cazado por su carne y piel. Otro factor es la destrucción de su hábitat.

Status de Conservación: A nivel Nacional se encuentra en Peligro de Extinción, UICN categoriza a la especie como Vulnerable, y en CITES se encuentra en la categoría I.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: