Contrabando, drogas y motos robadas en la frontera con Bolivia

La AFIP, a través de la Aduana, secuestró mercadería por 1 millón de dólares y se incautó casi 10 kilos de cocaína ocultos en el equipaje de dos ciudadanos extranjeros. Además, se secuestraron 4.400 pastillas de clonazepán y dos motos desarmadas con pedido de captura por robo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos, a través de la Aduana, realizó diferentes procedimientos conjuntos de varias jurisdicciones aduaneras del norte del país en la provincia de Salta y en las localidades fronterizas con Bolivia, en los que secuestraron mercadería de contrabando por 1 millón de dólares. El operativo, que finalizó con la incautación de ropa, zapatillas, celulares, hojas de coca, repuestos para motos, balanzas electrónicas que ingresaban por pasos no habilitados, frustraron también la salida de 54 mil dólares e incautaron 6,265 kilogramos de cocaína.

En otros procedimientos realizados en el Puente Internacional Salvador Mazza, que une la localidad argentina del mismo nombre con la de Yacuiba, en territorio boliviano, se detuvo a dos ciudadanos extranjeros, uno de ellos de nacionalidad colombiana, quien transportaba 3,250 kilogramos de cocaína ocultos en una bandolera de cuero, dentro de dos cajas de regalo, en una manta de bebé y en un pomo de tintura para el cabello. El otro viajero detenido es de nacionalidad boliviana, quien pretendía salir del país hacia Santa Cruz de la Sierra, portando en su equipaje dos motos desarmadas, que tenían pedido de secuestro originado en la provincia de Buenos Aires por robo.

Por último, se incautaron 4.400 pastillas de clonazepán de 2 mg, que eran transportadas por una mujer quien al percibir que el personal aduanero iba a revisar su equipaje, abandonó el bolso y se fugó. Esta droga es un ansiolítico que en el país se comercializa con el nombre de “Rivotril” y se vende en farmacias bajo receta médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.