Aumenta el nivel de radiación en la central nuclear de Fukushima I

fukushima-after

El nivel de radiación en la central nuclear de Fukushima I está en aumento, pese a que camiones del ejército arrojaron agua con sistemas de alta presión en el reactor 3, luego de que fracasó el operativo de enfriamiento desde varios helicópteros, informó hoy la compañía Tepco.



El nivel de radiación pasó en la zona que rodea a la planta de 3.700 a 4.000 microsievert por hora, según informó la empresa en un informe que dio a conocer la agencia Kyodo, consignó la agencia ANSA.

Los camiones especiales del ejército japonés comenzaron a lanzar agua en el reactor 3 de la central nuclear para evitar la fusión del núcleo, luego de que fracasó el intento de utilizar cañones de agua desde varios helicópteros, debido a los niveles de radiación.

En 20 minutos, los helicópteros hicieron cuatro lanzamientos de agua sobre el bloque 3, cuyo tejado quedó destrozado por una explosión.

Durante la misión, los pilotos descubrieron además que en la piscina de refrigeración de este bloque queda aún menos agua que en el vecino reactor 4, donde los próximos dos días podrían ser decisivos, informó la agencia DPA.

«Lo más importante ahora es volcar grandes cantidades de agua sobre los bloques 3 y 4, sobre todo para llenar las piscinas de refrigeración», dijo el portavoz de la Agencia Nacional japonesa para la Seguridad Atómica Hidehiko Nishiyama a la agencia Kyodo.

Además, en Fukushima, los equipos destacados trabajan en condiciones extremas para conseguir abastecer de electricidad a la planta nuclear a través de un conducto de emergencia, aunque el procedimiento se está retrasando.

El objetivo es restablecer los circuitos de enfriamiento de los bloques 1 y 2 y para lograrlo se colocará un generador eléctrico en un lugar de la central poco afectado por la radiación.

Según el ministro de Defensa nipón, Toshimi Kitazawa, desde Estados Unidos se envió material de alto rendimiento y voluntarios japoneses se ofrecieron a colaborar con los peligrosos trabajos en la Fukushima I, entre ellos empleados de la firma operadora Tepco y otras empresas, según informó el canal británico BBC.

Los trabajos de enfriamiento de los reactores 5 y 6 aún no comenzaron y el vocero gubernamental, Yukio Edano, aseguró que todavía queda «algo de tiempo» hasta que la situación sea peligrosa.

Desde el viernes pasado, 46 trabajadores de la central Fukushima sufrieron heridas debido al terremoto y las exposiciones a la elevada radioactividad, informó el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA).

La cifra oficial de víctimas mortales ascendió en las últimas horas a 5.198 y al menos 9.000 personas están desaparecidas y a cada hora disminuye la posibilidad de hallar con vida a personas en las zonas destruidas.

En la prefectura de Fukushima, donde se encuentran las centrales nucleares, cada vez son más las personas que abandonan sus hogares en busca de un lugar seguro, por lo que se evalúa que unas 28.000 huyeron de la zona.

En la región, muchos refugios están desbordados y ya no pueden recibir más personas, por lo que mucha gente se dirige hacia prefecturas vecinas.

En el noreste del país la gente se enfrenta además a las bajas temperaturas mientras el abastecimiento de gasolina y alimentos comienza a disminuir.

Para la ciudad de Tokio, el gobierno advirtió además de un posible colapso del abastecimiento energético

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.