«El Malestar en la Cultura – Utopías de una Sociedad Perversa»

 

El día 14 de abril del cte. se llevará  a cabo en los salones de Pro Cultura Salta – Mitre 331 – a hs. 19,00 un Panel Debate necesario para entender estos tiempos del Bicentenario.
«El Malestar en la Cultura – Utopías de una Sociedad Perversa»
Panelistas:
Dr. Armando Pérez de Nucci – Médico y Filósofo
Dr. Alfredo Eidelsztein – Psicoanalista
Prof. Celso Molina – Docente en Filosofía y Teología
Este panel debate buscará respuestas – no en un acto denunciatorio sino mas bien reflexivo de nuestro presente y porvenir.
La Utopía se define como “proyecto o sistema halagüeño, pero irrealizable” y de alguna manera este concepto se constituye como parte de nuestra humanidad, aunque también es notorio como la humanidad conduce sus pasos hacia las contradicciones más perversas.
Esas contradicciones definen nuestro mundo posmoderno y lo condenan irremediablemente a la infelicidad.
El estado de bienestar es el sueño de una sociedad que vive constantemente en el malestar, puesto que la riqueza de unos pocos justifica la miseria de millones. ¿Por qué una población que no está compuesta en su mayoría por ricos acepta que sus representantes satisfagan prioritariamente los reclamos de los sectores empresariales, de los especuladores, de los banqueros, al punto que la política termina consolidando las relaciones de fuerza económicas en lugar de oponerles la legitimidad democrática? ¿Por qué cuando algunos políticos se enriquecen en el poder, se creen autorizados a exhibir su fortuna? ¿Y a proclamar que el interés general requiere satisfacer los intereses particulares de las clases privilegiadas?
Todo sucede como si el relajamiento habitual de la moral pública hubiera inmunizado a poblaciones resignadas a la corrupción de la vida política.
Antiguamente, pensadores y gurúes profetizaban que evolucionábamos hacia un “Estado de felicidad”.  Pero he aquí algunas de las contradicciones que la humanidad ha consignado para nuestro devenir.
1) La ciencia y el conocimiento humano crecen día a día así como también crecen los analfabetos y los ignorantes.
2) Se lucha por alargar la vida pero cada vez  son más difíciles las condiciones de existencia para la ancianidad.
3) Se promueve la protección del medio ambiente y por otro lado se producen más productos contaminantes.
4) Pastillas para dormir – pastillas para despertarse. Pastillas para comer – pastillas para adelgazar. En un mundo donde hay gente que no puede dormir por indigestión y otros por hambre.
5) Se promueve el “bien común” desarrollando el “mal general”.
6) Cada día se escriben más libros en un mundo que nadie lee.
7) Se dictan leyes que protegen la infancia en un mundo donde crece la explotación infantil.
8) La libertad es el bien supremo de un mundo que ha vuelto a la esclavitud mas perversa.
9) Se construyen automóviles más veloces y cada año se promulgan más leyes que restringen la velocidad en las rutas para prevenir los inevitables accidentes.
10) La estupidez de unos pocos se ha convertido en la estupidez de todos.

El día 14 de abril del cte. se llevará  a cabo en los salones de Pro Cultura Salta – Mitre 331 – a hs. 19,00 un Panel Debate necesario para entender estos tiempos del Bicentenario.

«El Malestar en la Cultura – Utopías de una Sociedad Perversa»
Panelistas: 
Dr. Armando Pérez de Nucci – Médico y Filósofo
Dr. Alfredo Eidelsztein – Psicoanalista
Prof. Celso Molina – Docente en Filosofía y Teología

Este panel debate buscará respuestas – no en un acto denunciatorio sino mas bien reflexivo de nuestro presente y porvenir.
La Utopía se define como “proyecto o sistema halagüeño, pero irrealizable” y de alguna manera este concepto se constituye como parte de nuestra humanidad, aunque también es notorio como la humanidad conduce sus pasos hacia las contradicciones más perversas.
Esas contradicciones definen nuestro mundo posmoderno y lo condenan irremediablemente a la infelicidad.
El estado de bienestar es el sueño de una sociedad que vive constantemente en el malestar, puesto que la riqueza de unos pocos justifica la miseria de millones. ¿Por qué una población que no está compuesta en su mayoría por ricos acepta que sus representantes satisfagan prioritariamente los reclamos de los sectores empresariales, de los especuladores, de los banqueros, al punto que la política termina consolidando las relaciones de fuerza económicas en lugar de oponerles la legitimidad democrática? ¿Por qué cuando algunos políticos se enriquecen en el poder, se creen autorizados a exhibir su fortuna? ¿Y a proclamar que el interés general requiere satisfacer los intereses particulares de las clases privilegiadas?
Todo sucede como si el relajamiento habitual de la moral pública hubiera inmunizado a poblaciones resignadas a la corrupción de la vida política.
Antiguamente, pensadores y gurúes profetizaban que evolucionábamos hacia un “Estado de felicidad”.  Pero he aquí algunas de las contradicciones que la humanidad ha consignado para nuestro devenir.
1) La ciencia y el conocimiento humano crecen día a día así como también crecen los analfabetos y los ignorantes.
2) Se lucha por alargar la vida pero cada vez  son más difíciles las condiciones de existencia para la ancianidad.
3) Se promueve la protección del medio ambiente y por otro lado se producen más productos contaminantes.
4) Pastillas para dormir – pastillas para despertarse. Pastillas para comer – pastillas para adelgazar. En un mundo donde hay gente que no puede dormir por indigestión y otros por hambre.
5) Se promueve el “bien común” desarrollando el “mal general”.
6) Cada día se escriben más libros en un mundo que nadie lee.
7) Se dictan leyes que protegen la infancia en un mundo donde crece la explotación infantil.
8) La libertad es el bien supremo de un mundo que ha vuelto a la esclavitud mas perversa.
9) Se construyen automóviles más veloces y cada año se promulgan más leyes que restringen la velocidad en las rutas para prevenir los inevitables accidentes.
10) La estupidez de unos pocos se ha convertido en la estupidez de todos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.