Evacuaron a 800 ingenieros de la Central de Fukushima

desastrenuclear

El primer ministro pide no salir a la calle en un radio de 30 kilómetros. 50 operarios luchan para impedir la catástrofe nuclear tras la evacuación hace unas horas de los 800 ingenieros que trabajaban en la central. Fueron detectadas partículas radiactivas en Tokio, a 240 kilómetros del lugar. Hubo una nueva explosión en el reactor 2.

La alarma de un desastre nuclear crece en torno a la central de Fukushima, afectada en cuatro de sus seis reactores por el terremoto que devastó el país el viernes. Un incendio se ha desencadenado en el reactor 4, aunque ya está controlado, mientras que en el número 2 se produjo una explosión en torno a las seis de la mañana locales (22.00 en España).

Aunque el agua utilizada para rebajar la temperatura en el interior está sufriendo el efecto contrario y podría estar empezando a hervir, según informa la agencia de noticias Kyodo. Japón acaba de informar a la ONU de que los niveles de radiactividad en la puerta de la central está descendiendo: llegaron a estar en niveles muy peligrosos aunque han descendido en las últimas seis horas hasta alcanzar cifras normales, siempre según la información que el Gobierno japonés proporciona al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Además, la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA, por sus siglas en inglés) ha confirmado que el incendio ha dejado dos agujeros de ocho metros en el muro del reactor 4. Mientras tanto, la zona continúa viviendo réplicas del temblor. Fukushima ha vivido hoy una réplica de magnitud 6,3. Desde el viernes, se han producido más de 200 réplicas del grave terremoto.
El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha reprendido a varios ejecutivos de la compañía eléctrica que gestiona la central -Tokyo Electric Power Co. (Tepco)- inglés) por haber tardado demasiado tiempo en informarle de que se había producido la última explosión en un reactor de Fukushima 1. «¿Qué demonios está pasando?», les preguntó Kan, según Kyodo. «La televisión ha informado de una explosión, pero durante una hora no se ha dicho nada a la oficina del primer ministro», añadió. Kan ha ordenado, además, que Tepco no saque a sus empleados de la central. Hay 50 operarios trabajando en la central, los únicos que no han sido evacuados. Todo está en sus manos: tienen que refrigerar las piscinas de los reactores. En las centrales había 800 operarios trabajando, pero Tepco está desbordada y ha pedido que se retiren todos menos este medio centenar. Por otro lado, el gobernador de Fukushima, Yuhei Sato, ha llamado por teléfono a Kan para decirle que «el miedo y el enfado de los habitantes de la prefectura está llegando a un límite», informa EP.

El sistema de contención del reactor número 2 de la central nuclear de Fukushima «ya no es hermético», ha añadido

en París el presidente de la Autoridad de la Seguridad Nuclear de Francia (ASN, por sus siglas en francés), André-Claude Lacoste, según ha informado EFE. «Está absolutamente claro que estamos en el nivel 6 del INES (Escala Internacional Nuclear y de Sucesos Radiológicos, por sus siglas en inglés), aseguró Lacoste en relación con la situación de Fukushima. «No se sabe hasta qué punto el sistema de contención está dañado», pero aseguró que éste «ya no es hermético».

El Gobierno japonés admitió a primera hora que «puede haberse producido una fuga de materiales radiactivos», especialmente por causa del incendio, «que pueden afectar a la salud humana». Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha querido enviar un mensaje tranquilizador: «Japón está tomando las medidas de salud públicas adecuadas para proteger a la población de la radiación», ha dicho Gregory Hartl, portavoz citado por la agencia Reuters. Además, añaden que dicho organismo no ha recibido ninguna petición de ayuda por parte de este país, aunque sus expertos en radiación están alerta.A las tres de la mañana (hora española) el primer ministro japonés, Naoto Kan, ha comparecido para hacer un llamamiento a la población y anunciar nuevas evacuaciones, la de los residentes en torno a 10 kilómetros de la central Fukushima I ya está completada; los que viven entre 10 y 20 serán rescatados en breve; y los que residen entre 20 y 30 kilómetros de la central no deben salir a la calle. El portavoz del Ejecutivo que sucedió a Naoto Kan en la tribuna de oradores pasó del mensaje de calma de los días previos a inequívocas señales de alarma. «Cuanto más lejos estén de la central, más seguros estarán», advirtió Yukio Edano, que apareció ante las cámaras con muestras evidentes de sudor en la frente.
La radiación en los alrededores de la central ha llegado a sobrepasar diez mil veces los límites legales. La situación ha generado una gran preocupación en el país; los locutores de televisión repiten mensajes que parecen salidos de una película de serie B sobre una catástrofe nuclear: «Cierren las ventanas, no utilicen sistemas de ventilación y tiendan la ropa en casa». Unas 200.000 dosis de yodo (que ayudan a proteger la glándula tiroides de los efectos de la radiación) se han repartido ya entre la población. Mientras, la Embajada francesa en Japón ha recomendado a sus nacionales que vivan en Tokio que no salgan al exterior, porque el viento que sopla hacia la capital podría arrastrar hasta allí las partículas radiactivas. Hacia las cinco de la mañana (hora española) ya se habían detectado pequeñas cantidades de radiación en Tokio, alertó Kyodo.

Am 840

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Evacuaron a 800 ingenieros de la Central de Fukushima

desastrenuclear

El primer ministro pide no salir a la calle en un radio de 30 kilómetros. 50 operarios luchan para impedir la catástrofe nuclear tras la evacuación hace unas horas de los 800 ingenieros que trabajaban en la central. Fueron detectadas partículas radiactivas en Tokio, a 240 kilómetros del lugar. Hubo una nueva explosión en el reactor 2.

Segir leyendo «Evacuaron a 800 ingenieros de la Central de Fukushima»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *