Rugby: “Salta en esta nueva etapa, será protagonista”

Rugby: “Salta en esta nueva etapa, será protagonista”
Eduardo Fernández Gil, colaborador del seleccionado de la Unión de Rugby de Salta, contó la preparación de cara al Argentino y de temas como el conflicto URBA – PladAR
El experimentado entrenador, que destacó el crecimiento salteño, evidenció además su postura sobre temas que aún dividen las aguas del rugby argentino y remarcó que el crecimiento solamente podrá conseguirse si todos trabajan unidos.
Un año más con seleccionado mayuato, ¿Cuáles son las expectativas de cara a los compromisos del Campeonato Argentino?
Es otro año más que voy a pasar con un grupo bárbaro de jugadores. Ellos aprendieron mucho, han evolucionado en muchas facetas del juego y en la parte física por sobre todo. Salta en esta nueva etapa, será protagonista.
¿Cómo ha recibido el equipo sus enseñanzas en el juego de delanteros, principalmente en el scrum y el juego corto?
El pack salteño esta trabajando muy bien. Vamos a buscar la solidez a partir del scrum y de la obtención. Sin olvidar el juego de contacto y la defensa, que es, donde se empieza a construir cualquier equipo de rugby.
El Campeonato Argentino arranca en pocas semanas, ¿Cómo imagina el partido frente a Tucumán, por la primera fecha?
Lo mejor que le puede pasar a un jugador de rugby es jugar en Tucumán. He disfrutado como jugador y entrenador, cuando dirigí durante tres años al seleccionado de Buenos Aires. Siempre disfruto ir a una provincia donde se vive el rugby con gran pasión. Ese partido lo imagino como siempre, duro y muy disputado. Mi mensaje a los jugadores de Salta es que los que tengan el privilegio de entrar a jugar ese partido, lo disfruten al máximo, dejando todo en la cancha.
¿Cómo llegó a colaborar con Salta?
Es importante aclarar eso, soy únicamente colaborador del seleccionado salteño. Algunos medios de prensa dijeron que yo era técnico rentado y no es así. No tengo nada contra el entrenador rentado, al contrario. Mi colaboración es netamente amateur, fui invitado por la Unión y acepté por un gran cariño que tengo por el rugby de Salta. No cobro ni un solo peso por colaborar con su seleccionado. Solo transmito mi experiencia de haber entrenado siete años el Seleccionado de la URBA y de haber tenido la oportunidad de estar cinco años con los diferentes seleccionados nacionales.
Después de tantos años ligados al rugby porteño, ¿Cómo ve el rugby del interior?
Siempre quise ver como era estar del otro lado del mostrador, ver como se prepara un seleccionado provincial que no sea de Buenos Aires. Soy un enamorado del rugby de interior del país y me tratan de la mejor manera a donde voy. Me hacen sentir cómodo, como en este caso en Salta.
Hablando de estar del otro lado de mostrador, ¿Qué apreciación tiene del conflicto UAR-URBA y de los dichos de Agustín Pichot?
Me siento identificado y estoy totalmente de acuerdo con los dichos de Agustín. Su opinión es la de un referente y es importante. La URBA hace tiempo que tiene que ser solidaria, debemos tener un rugby federal, lo digo ahora que estoy en el interior y veo desde otro punto como son las cosas. Es un momento donde no debemos agredir, ni confrontar y si buscar la unidad del rugby nacional. Pichot es la cara de este proyecto y es muy atacado en Buenos Aires, inclusive en el CASI, su club.
¿Cómo sigue esta dura realidad?
El rugby de Buenos Aires todavía no comenzó y hay que esperar que cosas positivas puedan llegar a mejorar esta realidad. En la URBA hay buena gente, pero algunos están confundidos, no tienen conocimiento de lo que es el rugby mundial. Espero que muchos dirigentes de la URBA reflexionen con respecto a los jugadores que no pueden jugar en sus clubes. No comparto para nada la primera declaración del presidente del a URBA, Carlos Campagnoli, cuando dijo que los jugadores que cobraban una beca por jugar eran “cartoneros del rugby”. No podemos tener un proyecto sin la unión de las partes.
Tercer Tiempo NOA

LOGO_DE_LOS_CLUBES_DE_SALTA

Eduardo Fernández Gil, colaborador del seleccionado de la Unión de Rugby de Salta, contó la preparación de cara al Argentino y de temas como el conflicto URBA – PladAREl experimentado entrenador, que destacó el crecimiento salteño, evidenció además su postura sobre temas que aún dividen las aguas del rugby argentino y remarcó que el crecimiento solamente podrá conseguirse si todos trabajan unidos.

Un año más con seleccionado mayuato, ¿Cuáles son las expectativas de cara a los compromisos del Campeonato Argentino?Es otro año más que voy a pasar con un grupo bárbaro de jugadores. Ellos aprendieron mucho, han evolucionado en muchas facetas del juego y en la parte física por sobre todo. Salta en esta nueva etapa, será protagonista.

¿Cómo ha recibido el equipo sus enseñanzas en el juego de delanteros, principalmente en el scrum y el juego corto?

El pack salteño esta trabajando muy bien. Vamos a buscar la solidez a partir del scrum y de la obtención. Sin olvidar el juego de contacto y la defensa, que es, donde se empieza a construir cualquier equipo de rugby.

El Campeonato Argentino arranca en pocas semanas,

¿Cómo imagina el partido frente a Tucumán, por la primera fecha?

Lo mejor que le puede pasar a un jugador de rugby es jugar en Tucumán. He disfrutado como jugador y entrenador, cuando dirigí durante tres años al seleccionado de Buenos Aires. Siempre disfruto ir a una provincia donde se vive el rugby con gran pasión. Ese partido lo imagino como siempre, duro y muy disputado. Mi mensaje a los jugadores de Salta es que los que tengan el privilegio de entrar a jugar ese partido, lo disfruten al máximo, dejando todo en la cancha.

¿Cómo llegó a colaborar con Salta?

Es importante aclarar eso, soy únicamente colaborador del seleccionado salteño. Algunos medios de prensa dijeron que yo era técnico rentado y no es así. No tengo nada contra el entrenador rentado, al contrario. Mi colaboración es netamente amateur, fui invitado por la Unión y acepté por un gran cariño que tengo por el rugby de Salta. No cobro ni un solo peso por colaborar con su seleccionado. Solo transmito mi experiencia de haber entrenado siete años el Seleccionado de la URBA y de haber tenido la oportunidad de estar cinco años con los diferentes seleccionados nacionales.

Después de tantos años ligados al rugby porteño, ¿Cómo ve el rugby del interior?

Siempre quise ver como era estar del otro lado del mostrador, ver como se prepara un seleccionado provincial que no sea de Buenos Aires. Soy un enamorado del rugby de interior del país y me tratan de la mejor manera a donde voy. Me hacen sentir cómodo, como en este caso en Salta.

Hablando de estar del otro lado de mostrador, ¿Qué apreciación tiene del conflicto UAR-URBA y de los dichos de Agustín Pichot?

Me siento identificado y estoy totalmente de acuerdo con los dichos de Agustín. Su opinión es la de un referente y es importante. La URBA hace tiempo que tiene que ser solidaria, debemos tener un rugby federal, lo digo ahora que estoy en el interior y veo desde otro punto como son las cosas. Es un momento donde no debemos agredir, ni confrontar y si buscar la unidad del rugby nacional. Pichot es la cara de este proyecto y es muy atacado en Buenos Aires, inclusive en el CASI, su club.

¿Cómo sigue esta dura realidad?

El rugby de Buenos Aires todavía no comenzó y hay que esperar que cosas positivas puedan llegar a mejorar esta realidad. En la URBA hay buena gente, pero algunos están confundidos, no tienen conocimiento de lo que es el rugby mundial. Espero que muchos dirigentes de la URBA reflexionen con respecto a los jugadores que no pueden jugar en sus clubes. No comparto para nada la primera declaración del presidente del a URBA, Carlos Campagnoli, cuando dijo que los jugadores que cobraban una beca por jugar eran “cartoneros del rugby”. No podemos tener un proyecto sin la unión de las partes.

Tercer Tiempo NOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.