Expectativas por la presencia de Cristina al Congreso

El modelo económico de inclusión social sería el eje del discurso de Cristina en el inicio del 129º período de sesiones ordinarias, el último de su actual mandato.
En el cuarto mensaje de su gestión, la presidenta haría referencia en su discurso a la recuperación de la economía, el crecimiento del empleo, la enumeración de las políticas sociales, como la asignación universal por hijo, así como la reafirmación del reclamo de soberanía de las Islas Malvinas, según señala el sitio web de la Casa Rosada.
La Asamblea Legislativa se iniciará poco después de las 10.30 del martes, con la llegada de los legisladores de ambas cámaras, que se ubicarán en el recinto de la Cámara de Diputados para aguardar el mensaje de la Presidenta, previsto para las 12.
Personal del Congreso ya empezó a acondicionar el edificio -en el que se hicieron importantes trabajos de remodelación durante el receso- y se dispuso la colocación de vallas de seguridad, en el pasillo que conduce desde la explanada de la avenida Entre Ríos hasta el recinto de sesiones, donde se desarrollará la asamblea.
De acuerdo al cronograma oficial, la primera mandataria será recibida en el Parlamento a las 11.45 por una comisión de exterior y otra de interior, integrada por diputados y senadores de diferentes extracciones políticas.
Luego, en el salón Eva Perón, le darán la bienvenida las autoridades de ambas cámaras, ante quienes firmará el Libro de Honor del Congreso.
Tras ese acto, la Presidenta atravesará el Salón de Pasos Perdidos hasta llegar al recinto de la cámara baja, desde donde dirigirá su cuarto mensaje de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.
En los palcos bandeja, ubicados a ambos lados del estrado principal, se ubicarán los ministros del gabinete nacional, gobernadores, diplomáticos y embajadores.
En tanto, en los palcos del primer piso se ubicarán -como es habitual- las titulares de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y representantes de organizaciones de derechos humanos.
Se espera, como todos los años, que manifestantes se movilicen e instalen desde temprano frente a la Plaza de los Dos Congresos, para seguir las alternativas del discurso de la mandataria desde las pantallas gigantes que serán colocadas en el lugar.
Según señaló Parlamentario, en el cuarto mensaje de su gestión, Cristina podría hacer referencia a la recuperación de la economía, el crecimiento del empleo, la enumeración de las políticas sociales que lleva adelante el gobierno, como la asignación universal por hijo, así como la reafirmación del reclamo de soberanía de las Islas Malvinas, según fuentes oficiales.
Si bien no trascendieron detalles del discurso, las fuentes estimaron que, en su mensaje, la Presidenta realizará un pormenorizado repaso, área por área, de los logros obtenidos por cada cartera.
De esta manera, la Presidenta cumplirá con la disposición constitucional que establece que el 1 de marzo de cada año, el primer mandatario debe dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias, con un mensaje ante los legisladores sobre el estado de la Nación.
El gobierno nacional formalizó la convocatoria a la apertura de la sesiones ordinarias del Congreso, a través de un decreto publicado el jueves en el Boletín Oficial.
«Establécese la fecha de apertura de las Sesiones Ordinarias correspondientes al año en curso», señala el decreto número 163 firmado por la Presidenta y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.
En su último mensaje, en 2010, Cristina -que había iniciado su discurso expresando su solidaridad con el pueblo chileno por el terremoto que dejó más de 700 muertos- anunció la derogación del Fondo del Bicentenario y defendió la política exterior del gobierno, vinculada al reclamo de la soberanía por la Islas Malvinas.
Un congreso menos hostil
El panorama político ha cambiado respecto al inicio de las sesiones ordinarias del año pasado. En 2010, la oposición no pudo capitalizar su mayoría en ambas Cámaras y al comenzar el 129º periodo legislativo el oficialismo junto a algunos aliados tienen el control del Senado. En tanto, en Diputados, la falta de acuerdos provocó fuertes distanciamientos en el Grupo A. En un año, el Parlamento nacional acotó la distancia con la Casa de Gobierno.
Por ineptitud de los legisladores opositores o por buenas estrategias por parte del oficialismo, lo cierto es que el Congreso Nacional ha vuelto a virar y ahora mira con su mejor cara hacia Balcarce 50.
Durante 2010, el kirchnerismo obtuvo una gran victoria, la cual no se trató de una aprobación de un proyecto de ley del Ejecutivo –no logró sancionar el Presupuesto- sino de impedir que aquel conglomerado opositor denominado Grupo A sancionara leyes del desagrado del Gobierno nacional.
Por lo tanto, a un año de haber perdido el control del Congreso, el oficialismo consiguió neutralizar, lo que luego del recambio legislativo después de los comicios de 2009, parecía inevitable.
Así las cosas, el panorama político en el Parlamento es mucho más favorable para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien será recibida con una gran sonrisa por el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, quien ha logrado neutralizar a los opositores y ahora, junto con algunos aliados, tiene el poder de controlar qué proyectos se aprueban y cuales no.
Los soldados K, Pichetto y Agustín Rossi –jefe del bloque FpV de Diputados- resistieron estoicamente la embestida opositora y en este año, especial por ser electoral, tienen la posibilidad de imponer el ritmo legislativo y ya nadie imagina al Congreso como una plataforma electoral.
Por eso, Cristina será recibida por un Congreso menos hostil, en su última Asamblea Legislativa, respecto al actual mandato.
En números
Senado
Total Senadores: 72
Oficialistas: 29
Opositores: 36
Aliados incondicionales: 5
Aliados ocasionales: 2
Diputados
Total Diputados: 257
Opositores: 136
Oficialistas: 87
Aliados fieles: 19
Aliados ocasionales: 15

cfk_asamblea2010

El modelo económico de inclusión social sería el eje del discurso de Cristina en el inicio del 129º período de sesiones ordinarias, el último de su actual mandato.

En el cuarto mensaje de su gestión, la presidenta haría referencia en su discurso a la recuperación de la economía, el crecimiento del empleo, la enumeración de las políticas sociales, como la asignación universal por hijo, así como la reafirmación del reclamo de soberanía de las Islas Malvinas, según señala el sitio web de la Casa Rosada.

La Asamblea Legislativa se iniciará poco después de las 10.30 del martes, con la llegada de los legisladores de ambas cámaras, que se ubicarán en el recinto de la Cámara de Diputados para aguardar el mensaje de la Presidenta, previsto para las 12.

Personal del Congreso ya empezó a acondicionar el edificio -en el que se hicieron importantes trabajos de remodelación durante el receso- y se dispuso la colocación de vallas de seguridad, en el pasillo que conduce desde la explanada de la avenida Entre Ríos hasta el recinto de sesiones, donde se desarrollará la asamblea.

De acuerdo al cronograma oficial, la primera mandataria será recibida en el Parlamento a las 11.45 por una comisión de exterior y otra de interior, integrada por diputados y senadores de diferentes extracciones políticas.

Luego, en el salón Eva Perón, le darán la bienvenida las autoridades de ambas cámaras, ante quienes firmará el Libro de Honor del Congreso.

Tras ese acto, la Presidenta atravesará el Salón de Pasos Perdidos hasta llegar al recinto de la cámara baja, desde donde dirigirá su cuarto mensaje de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

En los palcos bandeja, ubicados a ambos lados del estrado principal, se ubicarán los ministros del gabinete nacional, gobernadores, diplomáticos y embajadores.

En tanto, en los palcos del primer piso se ubicarán -como es habitual- las titulares de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y representantes de organizaciones de derechos humanos.

Se espera, como todos los años, que manifestantes se movilicen e instalen desde temprano frente a la Plaza de los Dos Congresos, para seguir las alternativas del discurso de la mandataria desde las pantallas gigantes que serán colocadas en el lugar.

Según señaló Parlamentario, en el cuarto mensaje de su gestión, Cristina podría hacer referencia a la recuperación de la economía, el crecimiento del empleo, la enumeración de las políticas sociales que lleva adelante el gobierno, como la asignación universal por hijo, así como la reafirmación del reclamo de soberanía de las Islas Malvinas, según fuentes oficiales.

Si bien no trascendieron detalles del discurso, las fuentes estimaron que, en su mensaje, la Presidenta realizará un pormenorizado repaso, área por área, de los logros obtenidos por cada cartera.

De esta manera, la Presidenta cumplirá con la disposición constitucional que establece que el 1 de marzo de cada año, el primer mandatario debe dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias, con un mensaje ante los legisladores sobre el estado de la Nación.

El gobierno nacional formalizó la convocatoria a la apertura de la sesiones ordinarias del Congreso, a través de un decreto publicado el jueves en el Boletín Oficial.

«Establécese la fecha de apertura de las Sesiones Ordinarias correspondientes al año en curso», señala el decreto número 163 firmado por la Presidenta y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

En su último mensaje, en 2010, Cristina -que había iniciado su discurso expresando su solidaridad con el pueblo chileno por el terremoto que dejó más de 700 muertos- anunció la derogación del Fondo del Bicentenario y defendió la política exterior del gobierno, vinculada al reclamo de la soberanía por la Islas Malvinas.

Un congreso menos hostil

El panorama político ha cambiado respecto al inicio de las sesiones ordinarias del año pasado. En 2010, la oposición no pudo capitalizar su mayoría en ambas Cámaras y al comenzar el 129º periodo legislativo el oficialismo junto a algunos aliados tienen el control del Senado. En tanto, en Diputados, la falta de acuerdos provocó fuertes distanciamientos en el Grupo A. En un año, el Parlamento nacional acotó la distancia con la Casa de Gobierno.

Por ineptitud de los legisladores opositores o por buenas estrategias por parte del oficialismo, lo cierto es que el Congreso Nacional ha vuelto a virar y ahora mira con su mejor cara hacia Balcarce 50. 

Durante 2010, el kirchnerismo obtuvo una gran victoria, la cual no se trató de una aprobación de un proyecto de ley del Ejecutivo –no logró sancionar el Presupuesto- sino de impedir que aquel conglomerado opositor denominado Grupo A sancionara leyes del desagrado del Gobierno nacional. 

Por lo tanto, a un año de haber perdido el control del Congreso, el oficialismo consiguió neutralizar, lo que luego del recambio legislativo después de los comicios de 2009, parecía inevitable. 

Así las cosas, el panorama político en el Parlamento es mucho más favorable para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien será recibida con una gran sonrisa por el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, quien ha logrado neutralizar a los opositores y ahora, junto con algunos aliados, tiene el poder de controlar qué proyectos se aprueban y cuales no.

Los soldados K, Pichetto y Agustín Rossi –jefe del bloque FpV de Diputados- resistieron estoicamente la embestida opositora y en este año, especial por ser electoral, tienen la posibilidad de imponer el ritmo legislativo y ya nadie imagina al Congreso como una plataforma electoral. 

Por eso, Cristina será recibida por un Congreso menos hostil, en su última Asamblea Legislativa, respecto al actual mandato. 

En números

Senado

Total Senadores: 72
Oficialistas: 29
Opositores: 36
Aliados incondicionales: 5
Aliados ocasionales: 2

Diputados

Total Diputados: 257
Opositores: 136
Oficialistas: 87
Aliados fieles: 19 
Aliados ocasionales: 15

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.