Convenio con instituciones religiosas para el desarme

Convenio con instituciones religiosas para el desarme
El ministro de Justicia recibirá mañana a representantes de cultos católico, judío, ortodoxo y protestante, entre otros, para acordar la colaboración de esas instituciones al programa oficial de desarme civil.
El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, firmará mañana con distintos representantes de los cultos católico, ortodoxo, protestante, y judío, entre otros, un convenio que permitirá contar con la colaboración permanente de esas instituciones en el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, por cuyo intermedio el Gobierno nacional logró destruir unas 125 mil armas, que representan un poco más del 10% del total registrado en el país.
La firma del referido acuerdo tendrá lugar a partir de las 10.00; durante una ceremonia que se desarrollará en el salón de actos ubicado en el piso 11 de la cartera de Justicia (Sarmiento 329, Ciudad de Buenos Aires).
El Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego cuenta con el apoyo de distintas organizaciones no gubernamentales, como la Asociación Civil Alfredo Marcenac, creada en memoria del joven asesinado en la Ciudad de Buenos Aires en julio de 2006 por el denominado tirador de Belgrano.
El desarme de la sociedad civil es un objetivo prioritario del Gobierno nacional, considerado una herramienta poderosa para la reducción de la violencia y, en definitiva, un aporte sustancial a la paz social.
Las armas recolectadas son destruidas en actos públicos, y el dinero recaudado con la venta de la chatarra es donado a la Cooperadora del Hospital de Pediatría Juan Garrahan.

desarme

El ministro de Justicia de la Nación, recibió a representantes de cultos católico, judío, ortodoxo y protestante, y demás profesiones de fé, para acordar la colaboración de esas instituciones al programa oficial de desarme civil.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, firmó esta mañana con distintos representantes de los cultos católico, ortodoxo, protestante, y judío, entre otros, un convenio que permitirá contar con la colaboración permanente de esas instituciones en el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, por cuyo intermedio el Gobierno nacional logró destruir unas 125 mil armas, que representan un poco más del 10% del total registrado en el país.

El Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego cuenta con el apoyo de distintas organizaciones no gubernamentales, como la Asociación Civil Alfredo Marcenac, creada en memoria del joven asesinado en la Ciudad de Buenos Aires en julio de 2006 por el denominado tirador de Belgrano. 

El desarme de la sociedad civil es un objetivo prioritario del Gobierno nacional, considerado una herramienta poderosa para la reducción de la violencia y, en definitiva, un aporte sustancial a la paz social. 

Las armas recolectadas son destruidas en actos públicos, y el dinero recaudado con la venta de la chatarra es donado a la Cooperadora del Hospital de Pediatría Juan Garrahan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *