Cuatro de cada diez se niegan a votar

Cuatro de cada diez se niegan a votar
Dos años atrás existió mas de un 30 por ciento de personas que se abstuvieron de ir a votar y este año no será la excepción. Una encuesta de nuestro medio revelo la negativa que existe por parte de las personas que se encuentran en condiciones de emitir su voto en los comicios del diez de abril.
Cuatro de diez ciudadanos, en condiciones de votar, optaran por evadir los comicios próximos. Una cantidad que sin lugar a dudas revela la falta de interés en participar responsablemente en un acto cívico “obligatorio”, permitiendo así la no educación de generaciones venideras, comprometidas con los principios de una sociedad responsable.
Los argumentos varían dependiendo de la franja etaria en las que nos situemos, manteniendo siempre la firme posición de abstenerse a participar.
Los adultos aducen estar descontentos con los postulados a ocupar los puestos pretendidos. “estamos cansados de los mismos de siempre, o de los nietos de los hijos de aquellos padres que estuvieron en la política; a veces pienso que nos toma el pelo, ¿no se dan cuenta los políticos que necesitamos gente nueva y eficiente, con ganas de trabajar por el bien común de una comunidad y no personal de ellos?; esto parece un circo donde creen estar animándonos con sus dichos de uno sobre el otro, mas que política parece un reality TV de famosos desocupados, queriendo llamar la atención; ya viví lo suficiente como para seguir siendo cómplice de falsas promesas. Hasta ahora fueron muy pocos los políticos que demostraron ser humildes después de ganar. Nosotros también queremos ganar” , exclamaban fervorosos los consultados por L@ Hor@.
En cuanto a los jóvenes, nuevos electores, su negativa  radica en el “actuar por otros”. La falta de educación genera en muchos de los jóvenes una percepción desfavorable para la participación en los comicios. Estos actúan en base a lo que opinan o ven en medios de comunicación, preferentemente los audiovisuales. “esto de la política no es para mi; para que voy a ir a votar, ¿quien me obliga?; según mi abuelo esta todo podrido; no se que es lo que se vota; de donde salen los candidatos; nadie puede ayudarnos; cuando piensen en los jóvenes iré a votar”, manifestaban los jóvenes.
Quienes están decididos a emitir su voto de confianza, como dicta la ley y ética ciudadana, plantean una necesidad de cambiar, otros de sostener, una política que permita seguir creciendo como comunidad.
Pareciera ser contraproducente el postular candidatos con apellidos que mantienen una trayectoria en los poderes del estado. Contrariamente algunos de los candidatos sostienen el imaginario de “la trayectoria del apellido asegura capacidad de gestión”.
Cabe destacar y puntualizar la necesidad de reforzar la enseñanza en cuanto a ética cívica respecta, o bien, dejar de presentar a las campañas como guerras mediáticas, donde se desacreditan, basándose en hechos pasados y encaminar el principio de construcción saludable expresando las verdaderas intenciones que justifiquen la participación individual del candidato en las elecciones generales.

urnas electorales_1

Dos años atrás existió mas de un 30 por ciento de personas que se abstuvieron de ir a votar y este año no será la excepción. Una encuesta de nuestro medio revelo la negativa que existe por parte de las personas que se encuentran en condiciones de emitir su voto en los comicios del diez de abril.

Cuatro de diez ciudadanos, en condiciones de votar, optaran por evadir los comicios próximos. Una cantidad que sin lugar a dudas revela la falta de interés en participar responsablemente en un acto cívico “obligatorio”, permitiendo así la no educación de generaciones venideras, comprometidas con los principios de una sociedad responsable.

Los argumentos varían dependiendo de la franja etaria en las que nos situemos, manteniendo siempre la firme posición de abstenerse a participar.

Los adultos aducen estar descontentos con los postulados a ocupar los puestos pretendidos.

«Estamos cansados de los mismos de siempre, o de los nietos de los hijos de aquellos padres que estuvieron en la política; a veces pienso que nos toma el pelo, ¿no se dan cuenta los políticos que necesitamos gente nueva y eficiente, con ganas de trabajar por el bien común de una comunidad y no personal de ellos?; esto parece un circo donde creen estar animándonos con sus dichos de uno sobre el otro, mas que política parece un reality TV de famosos desocupados, queriendo llamar la atención.

Ya viví lo suficiente como para seguir siendo cómplice de falsas promesas. Hasta ahora fueron muy pocos los políticos que demostraron ser humildes después de ganar. Nosotros también queremos ganar” , exclamaban fervorosos los consultados por L@ Hor@.

En cuanto a los jóvenes, nuevos electores, su negativa  radica en el “actuar por otros”. La falta de educación genera en muchos de los jóvenes una percepción desfavorable para la participación en los comicios.

Estos actúan en base a lo que opinan o ven en medios de comunicación, preferentemente los audiovisuales. “esto de la política no es para mi; para que voy a ir a votar, ¿quien me obliga?; según mi abuelo esta todo podrido; no se que es lo que se vota; de donde salen los candidatos; nadie puede ayudarnos; cuando piensen en los jóvenes iré a votar”, manifestaban los jóvenes.

Quienes están decididos a emitir su voto de confianza, como dicta la ley y ética ciudadana, plantean una necesidad de cambiar, otros de sostener, una política que permita seguir creciendo como comunidad.

Pareciera ser contraproducente el postular candidatos con apellidos que mantienen una trayectoria en los poderes del estado. Contrariamente algunos de los candidatos sostienen el imaginario de “la trayectoria del apellido asegura capacidad de gestión”.

Cabe destacar y puntualizar la necesidad de reforzar la enseñanza en cuanto a ética cívica respecta, o bien, dejar de presentar a las campañas como guerras mediáticas, donde se desacreditan, basándose en hechos pasados y encaminar el principio de construcción saludable expresando las verdaderas intenciones que justifiquen la participación individual del candidato en las elecciones generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuatro de cada diez se niegan a votar

urna

 

Dos años atrás existió mas de un 30 por ciento de personas que se abstuvieron de ir a votar y este año no será la excepción. Una encuesta de nuestro medio revelo la negativa que existe por parte de las personas que se encuentran en condiciones de emitir su voto en los comicios del diez de abril. 

Segir leyendo «Cuatro de cada diez se niegan a votar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *