La Coordinación de Bibliotecas donó libros a Bibliotecas Populares

La Coordinación de Bibliotecas donó libros a Bibliotecas Populares
El viernes 18 de febrero, a las 20, se realizó en el Auditorio Walter Adet de la Coordinación de Bibliotecas y Archivo de Salta, la donación de libros a Bibliotecas Populares. Donaron material Francisco Aráoz, de la Editorial Mundo Gráfico; el doctor Néstor Homero Palma, director de la revista “Kallawaya”; Ricardo Díaz Villalba, que dirigió la revista “Diálogos”; Eduardo Ceballos, de “La Gauchita” y Pedro González, de “Claves”.
“En estos días, por cuarto año consecutivo, esos libros estarán en manos de los alumnos de la escuela primaria. La experiencia de estos años en Salta, única en el país por su modalidad, demostró que no sólo van a las manos de cada alumno sino que de ese modo, por primera vez, entra un libro a su casa”, manifestó el coordinador de Bibliotecas y Archivos, Gregorio Caro Figueroa con motivo del acto y en referencia al proyecto de entrega gratuita de libros a miles de escolares de la provincia que se implementó en la presente gestión de gobierno, por primera vez, en doscientos años de vida institucional de Salta.
“El libro, la lectura y las bibliotecas son herramientas eficaces para reducir la pobreza y las diferencias sociales. La persona que, por su situación económica, no puede acceder al libro, tendrá más dificultad para salir de la pobreza. La desigualdad social comienza por una desigualdad cultural. Así lo entiende el gobernador Urtubey”, afirmó Caro Figueroa.
Agregó que “esta entrega es cumplir con una obligación institucional y moral. Hacer lo que corresponde: construir y reforzar lazos de solidaridad con las bibliotecas populares de Salta acompañándolas en su meritorio esfuerzo”.
Las bibliotecas populares son parte de una red social frente a la cual el Estado no puede permanecer indiferente no valorando su trabajo, aunque tampoco debe afectar su autonomía. En 2010 se cumplieron 140 años de la promulgación de la ley que creó la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares. A partir de esa breve ley, inspirada esta visionaria idea de Sarmiento, nacieron, crecieron y se multiplicaron las bibliotecas populares en la Argentina.
Por definición, todas las bibliotecas populares son públicas y la mayoría de las bibliotecas públicas prestan servicios a todos los sectores sociales, en especial a aquellos de menores recursos. Los usuarios de las bibliotecas populares y los de la Biblioteca Provincial son los mismos. “Ninguna organización social, puede actuar encerrada en el aislamiento. Si hay algo que necesita vinculación y apertura son las bibliotecas”, finalizó el funcionario.
Participaron del acto de director de la Biblioteca Dr. Victorino de la Plaza, Benjamín Toro, personal de la Coordinación de Bibliotecas y Archivo y representantes de las Bibliotecas Populares.

donacioneslibros

El viernes 18 de febrero, a las 20, se realizó en el Auditorio Walter Adet de la Coordinación de Bibliotecas y Archivo de Salta, la donación de libros a Bibliotecas Populares.

 

Donaron material Francisco Aráoz, de la Editorial Mundo Gráfico; el doctor Néstor Homero Palma, director de la revista “Kallawaya”; Ricardo Díaz Villalba, que dirigió la revista “Diálogos”; Eduardo Ceballos, de “La Gauchita” y Pedro González, de “Claves”. 

“En estos días, por cuarto año consecutivo, esos libros estarán en manos de los alumnos de la escuela primaria. La experiencia de estos años en Salta, única en el país por su modalidad, demostró que no sólo van a las manos de cada alumno sino que de ese modo, por primera vez, entra un libro a su casa”, manifestó el coordinador de Bibliotecas y Archivos, Gregorio Caro Figueroa con motivo del acto y en referencia al proyecto de entrega gratuita de libros a miles de escolares de la provincia que se implementó en la presente gestión de gobierno, por primera vez, en doscientos años de vida institucional de Salta. 

“El libro, la lectura y las bibliotecas son herramientas eficaces para reducir la pobreza y las diferencias sociales. La persona que, por su situación económica, no puede acceder al libro, tendrá más dificultad para salir de la pobreza. La desigualdad social comienza por una desigualdad cultural. Así lo entiende el gobernador Urtubey”, afirmó Caro Figueroa.

Agregó que “esta entrega es cumplir con una obligación institucional y moral. Hacer lo que corresponde: construir y reforzar lazos de solidaridad con las bibliotecas populares de Salta acompañándolas en su meritorio esfuerzo”. 

Las bibliotecas populares son parte de una red social frente a la cual el Estado no puede permanecer indiferente no valorando su trabajo, aunque tampoco debe afectar su autonomía.

En 2010 se cumplieron 140 años de la promulgación de la ley que creó la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares. A partir de esa breve ley, inspirada esta visionaria idea de Sarmiento, nacieron, crecieron y se multiplicaron las bibliotecas populares en la Argentina.

Por definición, todas las bibliotecas populares son públicas y la mayoría de las bibliotecas públicas prestan servicios a todos los sectores sociales, en especial a aquellos de menores recursos. Los usuarios de las bibliotecas populares y los de la Biblioteca Provincial son los mismos.

“Ninguna organización social, puede actuar encerrada en el aislamiento. Si hay algo que necesita vinculación y apertura son las bibliotecas”, finalizó el funcionario.

Participaron del acto de director de la Biblioteca Dr. Victorino de la Plaza, Benjamín Toro, personal de la Coordinación de Bibliotecas y Archivo y representantes de las Bibliotecas Populares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.