El intendente verificó que la asistencia llegue a todos los barrios afectados por las lluvias

El intendente verificó que la asistencia llegue a todos los barrios afectados por las lluvias
El domingo a la madrugada se evacuaron alrededor de 250 vecinos, de los cuales un grupo ya retornó a sus casas. Está previsto que los operativos de limpieza y nivelados de las calles finalicen este miércoles. Una flota de máquinas y obreros municipales trabajan para rectificar el cauce del río Arenales.
Este mediodía el intendente Miguel ángel Isa visitó a los vecinos del barrio Ceferino y el asentamiento Guachito Gil. El jefe comunal recorrió la barrida junto al secretario de Obras Públicas, Roque Mascarello, con el objetivo de supervisar los trabajos de asistencia y obras que se están realizando allí. “Vinimos a ver y relevar si le llegó ayuda a las familias afectadas por las lluvias. Si les llegaron las camas y los colchones que les envió la Cooperadora Asistencial, así como las obras para mejorar las condiciones de las calles y de las casas más afectadas”, aseguró Mascarello.
El funcionario también informó que en el barrio está trabajando una motoniveladora y una retroexcavadora. “Se está nivelando y limpiando todas las calles de Ceferino. Al mismo tiempo el camión atmosférico está desarrollando un fuerte operativo, casa por casa, de desagotar las letrinas en las casas que nos señalan los vecinos. En tanto, en el río Arenales se están haciendo trabajos de encauzamiento y una motosierra está cortando los árboles que quedaron tirados tras las fuertes lluvias”.
Por otro lado, el secretario de Obras Públicas  aseguró que “las maquinarias y obreros de la Municipalidad continúan lavando las calles pavimentadas y nivelando los espacios de tierra en todas las zonas afectadas. En estos momentos se está terminando de retirar el barro de las calles pavimentadas de Ceferino”.
Además, en esa barriada se apuntalaron ocho hogares que corrían riesgo de desmoronarse, ya que por la precariedad de la construcción, no soportaron el fuerte temporal. Un equipo de técnicos y obreros municipales salvaron la emergencia en la que se encontraban sus habitantes.
El reacondicionamiento de los espacios públicos avanza a muy buen ritmo, “estimamos que, si las condiciones lo periten, el miércoles finalizará el operativo de limpieza y nivelado”, aseguró el secretario de Obras Públicas.
Desde hoy a primera hora el director de Obras Eléctricas, Francisco Malvasi emprendió una revisión, casa por casa, de todas las instalaciones eléctricas hogareñas. “Pudimos registrar que en muchos de los lugares que relevamos se producían cortocircuitos permanentes. Las evaluaciones evidencian que la mayoría de las instalaciones son muy precarias, estamos proyectando un cronograma de acción para regularizar esta situación”, aseguró Malvasi.
Por otro lado, a causa de las fuertes lluvias del fin semana la Municipalidad debió evacuar a casi 250 vecinos de la zona sudeste de la ciudad. Durante la madrugada del domingo cayeron sobre la capital casi 54 milímetros de agua, esta cantidad agravó la situación estructural de los hogares y las calles de las nueve barriadas afectadas por las inundaciones de la semana pasada.
El sábado y el domingo el intendente Miguel Ángel Isa, junto a un equipo de agentes municipales y el senador provincial Gustavo Sáenz, continuó trabajando a lo largo de las zonas inundadas, “el domingo a la madrugada el jefe comunal encabezó el operativo de evacuación en los asentamientos Gauchito Gil y San Juan de Dios. Todos los vecinos se instalaron en los centros de evacuación de los Centros Integradores Comunitarios de Solidaridad y Santa Cecilia”, dijo la secretaria de Acción Social Ivette Dousset.
A lo largo de los barrios se levantaron puestos de atención médica y cocinas comunitarias, “en total se habilitaron siete puntos donde se brinda desayuno, almuerzo y cena para los damnificados”, aseguró Dousset y añadió que “estos centros funcionarán todo el tiempo que sea necesario”.
“Los mismos trabajos de prevención y asistencia se debieron concretar en las zonas lindantes al río Vaqueros y río Ancho, y en la primera etapa del barrio Limache”, agregó la funcionaria.
En el sur de la ciudad los vecinos no accedieron a abandonar sus hogares, por lo tanto los agentes y efectivos del cuerpo de bomberos voluntarios brindaron asistencia domiciliaria a los afectados.
Por otro lado, el subsecretario de Prevención de Emergencias Gastón Galíndez, informó que el domingo el CIC de Solidaridad recibió a 60 personas, mientras que el de Santa Cecilia 85. Los vecinos que llegaron a los centros provienen de los barrios La Paz, Guachito Gil, y San Juan de Dios.
Además Galíndez aseguró que “los relevamientos situaciones nunca se frenaron. Durante todo el fin de semana los operarios municipales continuaron recorriendo las zonas anegadas para relevar la situación de las familias afectadas”. Ya se evaluó la situación del 95% de los nueve barrios afectados por las inundaciones de la semana pasada.

migueltemporal

Foto de archivo

El domingo a la madrugada se evacuaron alrededor de 250 vecinos, de los cuales un grupo ya retornó a sus casas. Está previsto que los operativos de limpieza y nivelados de las calles finalicen este miércoles. Una flota de máquinas y obreros municipales trabajan para rectificar el cauce del río Arenales.

 

Este mediodía el intendente Miguel ángel Isa visitó a los vecinos del barrio Ceferino y el asentamiento Guachito Gil. El jefe comunal recorrió la barrida junto al secretario de Obras Públicas, Roque Mascarello, con el objetivo de supervisar los trabajos de asistencia y obras que se están realizando allí.

“Vinimos a ver y relevar si le llegó ayuda a las familias afectadas por las lluvias. Si les llegaron las camas y los colchones que les envió la Cooperadora Asistencial, así como las obras para mejorar las condiciones de las calles y de las casas más afectadas”, aseguró Mascarello.

El funcionario también informó que en el barrio está trabajando una motoniveladora y una retroexcavadora.

“Se está nivelando y limpiando todas las calles de Ceferino. Al mismo tiempo el camión atmosférico está desarrollando un fuerte operativo, casa por casa, de desagotar las letrinas en las casas que nos señalan los vecinos. En tanto, en el río Arenales se están haciendo trabajos de encauzamiento y una motosierra está cortando los árboles que quedaron tirados tras las fuertes lluvias”. 

Por otro lado, el secretario de Obras Públicas  aseguró que “las maquinarias y obreros de la Municipalidad continúan lavando las calles pavimentadas y nivelando los espacios de tierra en todas las zonas afectadas. En estos momentos se está terminando de retirar el barro de las calles pavimentadas de Ceferino”.

Además, en esa barriada se apuntalaron ocho hogares que corrían riesgo de desmoronarse, ya que por la precariedad de la construcción, no soportaron el fuerte temporal. Un equipo de técnicos y obreros municipales salvaron la emergencia en la que se encontraban sus habitantes.

El reacondicionamiento de los espacios públicos avanza a muy buen ritmo, “estimamos que, si las condiciones lo periten, el miércoles finalizará el operativo de limpieza y nivelado”, aseguró el secretario de Obras Públicas.

Desde hoy a primera hora el director de Obras Eléctricas, Francisco Malvasi emprendió una revisión, casa por casa, de todas las instalaciones eléctricas hogareñas. “Pudimos registrar que en muchos de los lugares que relevamos se producían cortocircuitos permanentes. Las evaluaciones evidencian que la mayoría de las instalaciones son muy precarias, estamos proyectando un cronograma de acción para regularizar esta situación”, aseguró Malvasi.

Por otro lado, a causa de las fuertes lluvias del fin semana la Municipalidad debió evacuar a casi 250 vecinos de la zona sudeste de la ciudad. Durante la madrugada del domingo cayeron sobre la capital casi 54 milímetros de agua, esta cantidad agravó la situación estructural de los hogares y las calles de las nueve barriadas afectadas por las inundaciones de la semana pasada. 

El sábado y el domingo el intendente Miguel Ángel Isa, junto a un equipo de agentes municipales y el senador provincial Gustavo Sáenz, continuó trabajando a lo largo de las zonas inundadas, “el domingo a la madrugada el jefe comunal encabezó el operativo de evacuación en los asentamientos Gauchito Gil y San Juan de Dios. Todos los vecinos se instalaron en los centros de evacuación de los Centros Integradores Comunitarios de Solidaridad y Santa Cecilia”, dijo la secretaria de Acción Social Ivette Dousset. 

A lo largo de los barrios se levantaron puestos de atención médica y cocinas comunitarias, “en total se habilitaron siete puntos donde se brinda desayuno, almuerzo y cena para los damnificados”, aseguró Dousset y añadió que “estos centros funcionarán todo el tiempo que sea necesario”.“Los mismos trabajos de prevención y asistencia se debieron concretar en las zonas lindantes al río Vaqueros y río Ancho, y en la primera etapa del barrio Limache”, agregó la funcionaria. 

En el sur de la ciudad los vecinos no accedieron a abandonar sus hogares, por lo tanto los agentes y efectivos del cuerpo de bomberos voluntarios brindaron asistencia domiciliaria a los afectados.

Por otro lado, el subsecretario de Prevención de Emergencias Gastón Galíndez, informó que el domingo el CIC de Solidaridad recibió a 60 personas, mientras que el de Santa Cecilia 85.

Los vecinos que llegaron a los centros provienen de los barrios La Paz, Guachito Gil, y San Juan de Dios. Además Galíndez aseguró que “los relevamientos situaciones nunca se frenaron. Durante todo el fin de semana los operarios municipales continuaron recorriendo las zonas anegadas para relevar la situación de las familias afectadas”.

Ya se evaluó la situación del 95% de los nueve barrios afectados por las inundaciones de la semana pasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.