La decepción de un militante del PJ

Sr Director

Terminaron las internas del Pj en Salta Capital y quiero expresar la desazón y el vacio que siento como militante del PJ.

Como en varias elecciones pasadas, éste año y una vez más, comenzé a caminar calles y calles laburando para una lista. En las reuniones, el mismo síntoma. Frialdad, compromiso a medias y muchos, muchos pedidos y demandas. Ya no es como antes, me comentó otro candidato de otra lista, ya nadie labura por la camiseta. No fui a festejar. Tenía esa mezcla de cansancio y decepción, desesperanza, pues había creído (¡Pobre iluso!) que en esta elección seríamos más del 50% del padrón de afiliados…pero no. Otra vez, los muchos compañeros se quedaron en casa o fueron a la cancha…sobraron autos para llevarlos a las escuelas …pero faltaron las ganas de ir…

¿Qué pasó? Es evidente que no les gustaron los nombres de los candidatos..Pero como dice el dicho… “el que calla otorga”..los pocos que fueron a votar terminaron por convalidar y legitimar algo que más del 70% del padrón no quiso hacer… Creo que es hora de replantearse muchas cosas. Tanto sobre la conducta de los afiliados que no van a votar, como los métodos para nominar candidatos…Un compañero me comentó que es hora de reformar la Carta Orgánica para que los concejales salgan por zonas, desde esas zonas (Por ejemplo 10 barrios zona norte) salga el consenso para nominar candidatos a diputado QUE RESIDAN EN ESAS ZONAS, pero eso es una utopía…a MUCHOS NO LES CONVIENE…O SI?…se la dejo picando…

Hay dos líderes indiscutidos en la provincia. JUAN y MIGUEL. Eso está más que sentado y uno se da cuenta cuando recorre las calles y por el comentario de la gente

A partir de ellos, todo nombre es discutible y revisable. Sin embargo, a muchos les sobra soberbia para creerse intocables…total…hay un perverso sistema que los seguirá sosteniendo…Muchos hoy están en cargos sólo por el mérito de ser hijos de alguien…o porque algún aparato los impuso, aún a costa de tener incompatibilidades morales como procesos judiciales pendientes…pero aún así…están y seguirán estando. ¿y los compañeros que venimos militando hace más de 20 años? Seguiremos participando?…Hasta cuando?…Se habrá agotado la paciencia de los miles y miles de militantes que ya no creen en las internas y por eso no van a votar, aunque los vayamos a buscar a sus casas?…Alguien se hará cargo de este mensaje o mirarán para el otro lado como si nada?..

Me acuerdo hace dos años cuando fuimos a colaborar en otra provincia limítrofe donde dominaba otro signo político. Los candidatos surgieron por consenso, pero aún así, era una parada brava, no iba a ser fácil. En la caravana del cierre de campaña, me di cuenta de que el mensaje de esperanza había calado profundo en la gente. Lloré cuando pasé por varios lugares donde la gente salía a saludarnos con la imagen de Evita y Perón y la bandera argentina…Toda esa gente, toda esa fuerza hizo la diferencia. Esas elecciones las ganamos. Había triunfado el Justicialismo. La mítica, el coraje y el corazón habían triunfado contra todos los pronósticos. El soberano se había expresado contundentemente y ningún candidato llegó colgado del saco de nadie…Hasta pronto compañeros. Opinen y comencemos a escribir una nueva historia…con nosotros como protagonistas..Hoy es el día. Nosotros podemos.
Un abrazo.

Carlos C.

Ciudad – Capital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *