Nueva expedición del proyecto “Dorados, los tigres del río”

La nueva expedición del proyecto “Dorados, los tigres del río” se efectuará entre el 21, y 23 de enero en el río Juramento, aguas abajo del embalse El Tunal.

La nueva expedición del proyecto “Dorados, los tigres del río” se efectuará entre el 21, y 23 de enero en el río Juramento, aguas abajo del embalse El Tunal. El proyecto fue autorizado mediante resolución 0651/2010, que habilita a los investigadores a efectuar los estudios biológicos de la especie y colectar ejemplares para tal fin.

Este segundo monitoreo contará con la participación de técnicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de otras instituciones, entre las que se destacan el instituto Miguel Lillo-Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

Según se informó, son siete las campañas que se realizarán por año y la duración estimada del proyecto es de dos años. El objetivo de “Dorados, los tigres del río” es establecer el ciclo reproductivo de los dorados, investigar la relación entre los ciclos reproductivos y las condiciones ambientales, establecer la estructura de edades, los movimientos migratorios, la salud poblacional y determinar si las poblaciones incluyen individuos residentes y migrantes.

Metodología

Se realiza captura, marcaje y recaptura basada en la probabilidad potencial de recapturar a aquellos individuos que fueron marcados previamente y liberados para que pudieran mezclarse completamente con su población de origen.

Esta metodología y sus resultados pueden ser utilizados en la evaluación de los recursos pesqueros y prácticas de manejo de las pesquerías y generará información que pueda ser empleada para desarrollar o fortalecer las medidas regulatorias dirigidas hacia la conservación de las diferentes especies, ya que el nivel de protección de cualquier especie depende del ajuste entre la época de veda y su temporada reproductiva, y de la vigilancia que se pueda tener sobre las poblaciones silvestres para evitar la pesca ilegal.

Informe primer monitoreo

En total se extrajeron 11 ejemplares de la especie dorado, se marcaron 7, se sacrificaron 2 y 2 se escaparon impidiendo el marcado y la toma de medidas morfométricas.

De todos los ejemplares capturados se tomaron medidas de peso, longitud estándar, longitud total, altura y circunferencia del cuerpo, extrayendo de cada uno de ellos escamas para determinar la edad de los ejemplares.

Además se colocó por detrás de la aleta dorsal de cada dorado extraído una marca con un número único, marcas que permitirán realizar un seguimiento del desplazamiento de los individuos en la cuenca del río Juramento; además permitirá establecer si las poblaciones de dorado son residentes o realizan movimientos a lo largo del río. Luego se procedió a la devolución de los ejemplares en el lugar de captura, vivos.

Las muestras extraídas de los ejemplares sacrificados fueron fijadas con formol al 10% para ser trasladadas al laboratorio de ictiología perteneciente al instituto Miguel Lillo, según consta en Guía de Tránsito 0066. Cabe recordar que no existen antecedentes de estudios de este tipo en la provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.