Fuerte baja en la cantidad de despidos y suspensiones

La cantidad de despidos de trabajadores bajó abruptamente en 2010 respecto del año anterior. También se redujeron, aunque en menor proporción, las suspensiones laborales, según consignó un informe elaborado por la consultora Tendencias Económicas.



La publicación destaca que los despidos cayeron a un nivel de 66, tomando como base igual a 100 el año 1986, lo que marca un fuerte descenso, de 88,4%, frente al registro de 2009.

Ese año, como consecuencia del impacto que tuvo en el país la crisis internacional, los despidos llegaron a un nivel de 568,5, es decir, más de cinco veces que en 2008 (cuando el nivel fue de 96,9).

«La conflictividad laboral experimentó una generalizada disminución en 2010, en un contexto donde la actividad económica se reactivó y creció la ocupación, principalmente en el sector público y en menor medida en el privado», explicó Tendencias.

En ese contexto sobresalieron los despidos localizados en la industria frigorífica, «que cerró establecimientos o redujo acusadamente su actividad» por la caída de los precios internacionales y por la escasez de hacienda.

En cuanto a las suspensiones, fueron en 2010 bastante menos de la mitad que en el año anterior, de acuerdo con el informe.

El nivel alcanzado en esta materia, de 407,1, resultó 57,4% inferior al de 2009, pero también se ubicó 40,2% por debajo del correspondiente a 2008, momento en que comienza a agudizarse la crisis internacional y empieza a incidir en la Argentina.

Los casos más significativos de suspensiones de trabajadores se localizaron en la industria frigorífica.

El informe destaca, por otra parte, que el año pasado se redujo la cantidad de huelgas.

La mejora, de todos modos, fue marginal, ya que se pasó de un nivel de 34,4 en 2009 a 32,5 en 2010, un escalon similar al que se había llegado en 2008.

La disminución de la actividad huelguística se logró «a pesar de los prolongados conflictos en el ámbito del sector público», según el informe.

Esos paros, añade, afectaron «a las administraciones públicas provinciales, docentes, salud, judiciales y municipales, en virtud de los menores ajustes salariales obtenidos en relación con el sector privado».

En lo coyuntural, la conflictividad laboral se incrementó en diciembre frente a igual período de 2009, ya que aumentaron los paros y las suspensiones.

Entre las huelgas predominaron los conflictos en el sector público, en particular los de trabajadores de las administraciones públicas provinciales, la salud, municipales y Banco Nación.

En el sector privado también se produjeron numerosos conflictos, y sobresalieron los de los trabajadores aceiteros, portuarios, comercio, peajes, pesca y personal jerárquico de YPF.

Las suspensiones aumentaron en virtud de la inactividad parcial de la industria frigorífica por la escasez de hacienda vacuna y en menor medida en la construcción y en la pesca.

Los despidos experimentaron fuerte reducción interanual, destacándose los localizados en la industria frigorífica, petrolera y de la construcción.(EA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.