Volkswagen busca su tercer título consecutivo en el Dakar

El equipo Volkswagen llega al Dakar 2011 con una nueva versión de su Touareg y el objetivo de ganar la tercera corona consecutiva de la mano de cualquiera de sus cuatro pilotos: el español Carlos Sainz, ganador el año pasado, el qatarí Nasser Al Attiyah, el estadounidense Mark Miller y el sudafricano Giniel de Villiers.


“Tenemos una gran motivación y le entregamos a los pilotos un mejor auto que el año pasado. Ahora hay que afrontar esta carrera en la que fundamentalmente se necesita sobrevivir”, afirmó hoy Kris Nissen, director del equipo.

En la ya clásica conferencia de prensa que el elenco alemán ofrece en La Rural el día a previo a que se largue la competencia, se notó un clima mucho más ameno entre los cuatro pilotos, en contraposición con lo sucedido el año pasado, cuando en medio de bromas y risas, cada uno desafiaba al otro y le decía que iba a ganar el Dakar.

La decisión de VW de no implementar una orden para favorecer a alguno de sus pilotos y en cierto modo de avivar esa lucha, terminó provocando -en la última edición- una polémica entre Sainz y Al Attiyah, faltando una etapa para el final, que concluyó en manos del español y con el qatarí en segundo lugar.

Para este raid la casa alemana quiso evitar esas situaciones y no incentivarlas ante la prensa. Por eso, cada uno de los pilotos se dedicó a hablar públicamente de los desafíos que tendrá este tercer Dakar sudamericano.

“Estamos muy preparados con Lucas (Cruz, su copiloto) y sabemos que nuestros compañeros van a tratar de ganar, pero lo más importante es que gane el equipo”, sostuvo el español Sainz, actual campeón del Dakar.

Desde que el Dakar recaló en tierras sudamericanas Volkswagen se convirtió en el equipo a batir en el rally y el primero en coronarse con motorización diesel.

La casa alemana sabe que sólo su rival histórico BMW puede hacerle sombra y por eso no se conforma con los resultados obtenidos.

El propio Sainz admite que el “año pasado no cuenta”, al tiempo que Nissen coincide en que “cada Dakar es distinto y hay que dar vuelta la página”.

Por eso, Volkswagen llega a esta carrera con la Race Touareg 3, con modificaciones en el motor y en el sistema de refrigeración, entre otras cosas.

A eso hay que sumarle que tiene a dos campeones Sainz y De Villiers, al intrépido qatarí Al Attiyah, y a Mark Miller, el estadounidense que mejor clasificó en la historia del Dakar. (segundo y tercero en 2009 y 2010, respectivamente).

María Pía Del Bono

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.