Un juez de Salta ordena a la ANSES restituir los aportes voluntarios

 

El Juzgado Federal de Salta a cargo del doctor Julio Leonardo Bavio declaró inconstitucional el artículo 6° de la ley que rige el sistema de jubilaciones y pensiones, y ordenó a la ANSES devolver al recurrente el dinero depositado en su cuenta de capitalización individual en concepto de aportes voluntarios.

 

Como se recordará, la Ley 24.241 había habilitado a los trabajadores a ingresar voluntariamente en las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) cantidades que, llegado el momento de la jubilación, servirían para incrementar los haberes previsionales.

Más adelante, a finales de 2008, una nueva Ley (26.245) decidió disolver las Administradoras y traspasó compulsivamente a la ANSES los saldos de las cuentas de capitalización. Esta nueva ley decidió dejar a salvo de aquel traspaso compulsivo a las cantidades acumuladas en concepto de aportes voluntarios.

Sin embargo, transcurridos más de 2 años desde esta promesa de respetar el derecho de propiedad sobre estos aportes voluntarios, el Gobierno Nacional continúa sin dictar la norma reglamentaria varias veces anunciada, lo que habilita de alguna manera a la ANSES para continuar usufructuando, gratuita e ilegalmente, el dinero de miles de ciudadanos que en su día confiaron en los compromisos del Estado argentino.

En la Sentencia que comentamos, el Juez acaba de ordenar el inmediato reintegro de los fondos propiedad de un aportante domiciliado en Salta, siguiendo de esta manera el rumbo fijado por fallos judiciales dictados en otras jurisdicciones.

Luego de admitir la validez del recurso de amparo como vía para reclamar este tipo de reintegros jubilatorios y de reconocer la potestad judicial para entrar a conocer la constitucionalidad de las leyes, el Juez destaca que ha sido el propio legislador argentino quién, al momento de sancionar la Ley 26.245, decidió dar un tratamiento diferente a los aportes voluntarios delegando en el Poder Ejecutivo la definición de los modos y tiempos en que habría de producirse el debido reintegro.

Como bien lo señala la Sentencia “sin perjuicio del tiempo transcurrido desde la publicación de la norma (9/12/2008), tal reglamentación aún no ha tenido lugar, con lo cual tales afiliados se encuentran sumidos en la incertidumbre de no saber con exactitud cuál ha sido el destino de dichos fondos”.

Añade el Juez BAVIO que “resulta innegable que los aportes voluntarios, al depender su imposición, a diferencia de los obligatorios, del libre arbitrio de los trabajadores a los fines del mejoramiento de su futura jubilación o de su percepción anticipada, en virtud de la naturaleza jurídica, no pueden sino ser de su exclusiva propiedad”. De modo que ni aún en legislador ordinario puede transferirlos o mutar su destino sin el expreso consentimiento del propietario. El Juez esgrime, para fundar su fallo, el derecho de propiedad, la garantía que prohíbe categóricamente la confiscación de bienes y el principio de irretroactividad de las leyes. (NI)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *