Suba en los precios de la soja

 

La ausencia de lluvias significativas que revirtieran la falta de humedad que afecta amplias zonas agrícolas de la Argentina fue el fundamento central de la tónica alcista registrada por los precios de la soja en la Bolsa de Chicago y en el mercado local. Por tonelada disponible las fábricas pagaron 1420 pesos, 35 más que el jueves pasado.

 

Por tonelada de la oleaginosa las fábricas y los exportadores pagaron $ 1420 (nuevo récord local) en las terminales de San Martín, Timbúes, Ricardone, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez, en General Lagos y el Ramallo, $ 35 más que el jueves pasado. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que los vendedores reportaron valores aún mayores, «de entre 1450 y 1460 pesos, según el volumen del negocio».

No obstante los elevados precios, muchos vendedores prefieren seguir reteniendo mercadería. Tan es así que durante la rueda la Bolsa relevó operaciones por sólo 10.000 toneladas de soja disponible.

En el caso de la soja nueva, la BCR informó que sólo la exportación ofreció pagar US$ 345 por tonelada, US$ 10 más que el jueves pasado. Las mejoras fueron de 12 y de 8 dólares en Bahía Blanca y en Necochea, respectivamente, donde los compradores ofrecieron 350 y 340 dólares.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la soja aumentaron 9,80 y 10 dólares, mientras que sus ajustes resultaron de 369,80 y de 351,20 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron subas de US$ 8,64 y de 9 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes fueron de US$ 504,50 y de 508,72 por tonelada. La posibilidad de que se reduzca la cosecha de soja en la Argentina por la falta de humedad que evidencian los campos argentinos es hoy el principal factor de firmeza para los precios de la oleaginosa. Esta «tensión» en torno de la suerte de la campaña argentina está vinculada con la ajustada relación existente entre la oferta y la demanda global de soja.

En la medida que las lluvias retrasen su llegada a las regiones agrícolas más comprometidas, o que las mismas no alcancen una cobertura importante, es posible que los precios de la soja y del maíz se mantengan en niveles muy sostenidos, no sólo por la aparente menor producción argentina, sino también por la acción especuladora de los grandes fondos de inversión.

Cereales y girasol

En el mercado de maíz, los exportadores pagaron ayer US$ 170 por cereal con entrega en enero sobre San Martín, sin cambios. Tampoco hubo modificaciones sobre los precios del maíz nuevo, dado que los interesados ofrecieron US$ 180 en San Martín y US$ 175 en Necochea.

En el Matba, las posiciones abril y julio del maíz subieron US$ 3 y 2,50, mientras que sus ajustes fueron de 183 y de 184 dólares por tonelada.

Los contratos marzo y mayo del maíz en Chicago subieron US$ 0,49 y 0,39, en tanto que sus ajustes resultaron de US$ 242,21 y de 245,26. También para el cereal tuvo un efecto alcista la sequía que afecta los cultivos en la Argentina. No obstante, el descenso del petróleo limitó las mejoras.

El lunes, la BCR indicó que existen bajas expectativas de lluvias para los próximos días en las principales zonas agrícolas argentinas. «Posiblemente, el frente que se espera que pase después del viernes deje montos máximos del orden de los 20 milímetros, los que estarán lejos de cubrir la demanda del cultivo de maíz. Desafortunadamente, el balance de agua en el suelo para el cultivo fue deficitario», señaló la entidad. Y agregó que para que el maíz logre un rendimiento óptimo en la zona núcleo de la Argentina harían falta «entre 60 y 120 milímetros de agua, en plena definición del número de granos por espiga».

Respecto del trigo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los exportadores volvieron a ofrecer US$ 207 en Bahía Blanca, por cereal con entrega y pago entre marzo y abril, ph 78 y 11% de proteína. En el Matba, las posiciones enero y marzo bajaron US$ 1,70 y 2, mientras que sus ajustes fueron de 169 y de 185 dólares.

El girasol se mantuvo estable, dado que la demanda pagó $ 1460 en Rosario, Junín y en Necochea, y $ 1455 en Bahía Blanca. El girasol nuevo osciló entre 355 y 370 dólares por tonelada. (LN)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.