A Rey muerto, ¿Rey puesto?: Por primera vez en 24 años en las elecciones, no habrá un Romero

 

Cuando en las listas de candidatos participantes en las elecciones internas del 30 de enero y luego de las 10 de abril, los votantes no encuentren el apellido Romero, significará que algo ha cambiado en la política de Salta. ¿Algo ha cambiado en la política de Salta?. En efecto, por primera vez desde 1983, no habrá ningún Romero en las boletas electorales del PJ.

 

 

Muchos creen que el dato significa en la práctica el fin de la dinastía Romero, que Roberto padre iniciara en 1983 con su acceso a la gobernación. Cuando en 1986 su hijo Juan Carlos llegó a la Senaduría Nacional que todavía se elegía en forma indirecta, muchos creyeron que la dinastía iba a perdurar el en tiempo.

Sin embargo, luego de de nueve años como senador, doce como gobernador, el primogénito vio derrotado su candidato a gobernador en los comicios del 2007, y con ello lo que parece como el comienzo del ocaso político de Juan Carlos.

En el 2009 tuvo una ligera alegría cuando Néstor Kirchner perdió las elecciones para diputado nacional en la provincia de Buenos Aires a manos de Francisco de Narváez, del peronismo disidente.

Coincidentemente, en Salta el gobierno de Urtubey pudo imponer a duras penas al candidato Fernando Yarade como diputado nacional, pero también fueron electos Walter Wayar por el Frente Federal y Alfredo Olmedo por Salta Somos Todos.

La Ciénaga

El escándalo de las 90 hectáreas de la Ciénaga parece haber cerrado un ciclo en la vida política de Juan Carlos Romero, como actual emblema de la familia mas poderosa de los ochenta.

El caso obligó al ex gobernador a negar toda responsabilidad, a responder al juez que investiga la causa y finalmente a renunciar como presidente del PJ.

Sin embargo, en todo momento, Romero negó toda responsabilidad tanto ante el juez como en dos programas de televisión donde hizo su descargo.

En el último, acusó al Procurador General de conducir una “factoría” de causas en su contra.

Desaparecido

Luego de eso no se lo vio en público a Romero, excepto cuando en la penúltima sesión del Senado, el senador porteño Daniel Filmus, lo acusó de haber dejado a Salta en la pobreza. Ello motivó la airada reacción del salteño que incluyó una cuestión de privilegio contra el ex ministro de Educación.

Estuvo ausente en el lanzamiento presidencial de Eduardo Duhalde y en el acto de fin de año del Peronismo Federal en Salta. (NDS)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.