Suspendieron la extradición de los hermanitos franceses

 

Guilhem y Alise, de 10 y 8 años, vinieron desde Francia a Salta hace 3 meses para estar con su madre y ahora no quieren volver con su padre, quien tiene la tenencia legal de los chicos. La defensa alegó que no están en condiciones sicológicas de partir.


La extradición fue ordenada por el juez federal Miguel Medina, en línea con la Cancillería francesa, pero esta mañana los abogados de la madre lograron que la medida se suspenda. Adujeron que los niños no están en condiciones sicológicas de partir.

A la par de las acciones legales, esta mañana, unas 30 personas se manifestaron frente al Juzgado Federal, en España y Deán Funes, para intentar frenar también la extradición que debía ser cumplida a las 9:00 de hoy.

La madre de los chicos, Valérie Connan, está separada del padre de sus hijos y reside en Salta junto a su actual pareja Philip. «Esto va a llegar a la Corte Suprema con toda seguridad porque la resolución causa una agravio irreparable para los menores», dijo unos de los abogados de Valérie Javier Alderete.

En tanto, la pareja de la madre, señaló que la medida de extradición fue tomada de manera unilateral desde Francia. «Los chicos están en estado de shock, gritan y lloran porque no quieren volver con el padre», contó Philip.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *